Día del Llibru Asturianu

Miseria llama miseria

Pepín Fernández's picture

Esi refrán dizlu’l mio pá munches vegaes. Si andes racaniando cuando vas a iguar daqué o vas mercar un preséu, eso va salite caro depués. Ye otra versión de ‘lo barato sal caro’, que diz la mio ma.

Sin embargu, si miramos al rodiu nuestru, alcontramos el mundu al revés. Too ye low cost. Les coses nun tienen un preciu yá, sinón que paez que ca vegada puen ser más barates. Asina ye que pues dir y volver a Londres pol preciu de una cena n’Asturies.

¿Tará equivocáu’l mio pá? ¿Será ésta la época del cuernu de la anundancia y cuantu más barato más riqueza?

Claro qu’hai coses que son más barates porque cuesta menos faceles gracies a los adelantos tecnolóxicos. Pero, ¿ye too por eso o hay daqué más?

Vamos poner l’exemplu de la prevención de riesgos llaborales. Voi iguar el teyáu de la mio casa y pido dos ofertes. Una ye de una empresa seria que paga too lo que tien que pagar a los trabayadores y al Estáu y que va poner una barandiella al rodiu del teyáu pa prevenir que nun vaya caer daquién de los que tán trabayando. La otra empresa ye d’un pirata que ta siempre mirando a ver cómo dexa de pagar a los sos trabayaores y que nin pon barandiella nin nenguna  ‘piḥá d’eses.

Claro, la empresa del pirata va costame un 20 por cientu menos. ¿Qué pasa si la contrato? Normalmente nun va a pasar nada, pero pue ser que me toque a min sufrir l’acidente que más tarde o más aína va tener esa empresa. Y que del mio teyáu caiga un trabayador. Tolos dís, nel Estáu español, mánquense o mátense trabayadores por nun tomar midíes básiques de prevención.

Pongamos que’l que cayó del mio teyáu tuviere 37 años y que como consecuencia del golpe quede nuna siella de ruedes. Voi pensar sólo nes perres, nun voi falar del sufrimientu personal. Esi home diba trabayar y cotizar a la Seguridá Social mientres los 30 años próximos. Agora va cobrar y nun cotizar. Amás, hasta que muerra, pongamos con 80 años, va tener que recibir unos cuidaos especiales y caros como consecuencia de les sos mancadures. Ensin contar tol gastu médicu del momentu que cayó. Tamién hai que tener en cuenta’l costu de parar la obra mientres dellos dís, de parar el tráficu na zona… En fin, toda una serie de gastos que suponen varios cientos de miles d’euros. Según sía’l teyáu, varies veces el costu d’arreglalu.

Amás como la xente contrata al pirata y non contrata al honráu, l’honráu quiebra. Asina que solo queda’l pirata y los trabayadores del sector ven qu’empeora’l so salariu y les sos condiciones de vida de forma xeneral.

Entrugamos agora, ¿cuál yera más baratu el que costaba un 20 por cientu menos o l’otru? La respuesta ye depende. ¿Pa quién? Si consideramos sólo’l costu que pagamos nel momentu, el más baratu ye’l que menos cuesta, pero si consideramos el costu nel mediu plazu y dende la visión social global, el más baratu con diferencia ye’l que más mos cobra.

Asina que los refranes teníen razón: miseria llama miseria. Cuanta más miseria pagamos, más miseria recibimos. El low cost ye un engañu que sólo ye bonu pa los pirates. Lo qu’hai que facer ye el know cost, saber lo que cuesten les coses. Lo que cuesta socialmente, medioambientalmente,  pa la nuesa salú… Ver la globalidá de les consecuencies del nuesu actu de consumu.

Voi poner l’exemplu del pan. Salió va pocu’l casu d’un empresariu de Valencia que vendía pan mui barato. Tuvo varios años arruinando a les panaderíes de la zona, hasta que quebró él con unes deudes enormes. Simplemente yera una versión de la estafa piramidal, pero mientres tanto, la prensa facía publicidá falando nel telediariu de lo barato que yera’l pan en Valencia, ensin investigar qué había tres d’eso. Pero col pan voi más allá. Si pago pan más caro, pero de meyor calidá, esi pan al día siguiente si me sobra, puedo comelo y nun se pierde. Si compro de lo barato, malo y perronero, al día siguiente tengo que tiralo a la basura. Asina va munchu pan tolos díis a la basura. Y encima, si lo compré de lo malo, amás de tener que tirar parte, comí mal pan. Si miramos al cabu del añu, ¿de verdá aforré daqué comprando mal pan?

Nun te fíes de lo que te digan o de lo que fai tpl mundu. Dedica un pocu de tiempu a ver les coses que compres, a mirar si de verdá comprar na tienda que tienes al pie de casa ye más caro que dir ne coche a un centru comercial. Asegúrate que tas comparando coses iguales y piensa si cambiando la to forma de consumir nun pues aforrar lo mesmo y comprar nel comerciu xustu. Votamos cada cuatro años, pero compramos tolos díis. Y la mayoría de la xente vivimos del nueso salariu. Cuando tiramos polo que cuesta menos ensin pensar más, tamos tirando piedres escontra’l nuesu propiu teyáu.

Lo barato sal caro y miseria llama miseria. Non al low cost.

Pues buscar más información al respeuto nesti enllaz.

Pepín Fernández ye inxenieru téunicu y trabaya nuna empresa de telecomunicaciones. Ye del Altu Nalón y vive en Xixón. Ye afiliáu d’EQUO Asturies y foi miembru de la Mesa de Coordinación y responsable de Comunicación hasta’l pasáu 12 de payares.

Contador Estadistiques