Día del Llibru Asturianu

Sabencia, “organización de ciencies asturiana que s’espresa n’asturianu’, preséntase con un nomenclátor na rede con 3.000 especies

|
Sabencia

Los fungos, les plantes y los animales del país, amás de munchos exóticos, tán recoyíos nun nomenclátor, proyeutu xerme de Sabencia, una “organización de ciencies asturiana que s’espresa n’asturianu” y qu’afonda nel so aniciu en cinco campos. Ésti yá pue consultase na rede y cuenta con cerca de 3.000 entraes.

Más de 3 años de trabayu tán detrás d’esta iniciativa que partió de la idea d’Iñigo Varela, conocíu pol so llabor na comunidá de software llibre Softastur, pa ellaborar la ferramienta del nomenclátor. “Aconceyámonos un grupu de persones y vimos que d’esta propuesta podría salir dalgo mui importante”, esplica Llorián Cueto, del departamentu de la Sociedá Asturiana de les Ciencies Sabencia encargáu de la Zooloxía.

Asina, de poder facer una simple llista patrón d’animales y plantes pasóse a un proyeutu munchu más ampliu que permite restolar el nome del organismu n’asturianu, castellanu o inglés y el nome científicu, amás d’una busca por categoría taxonómica (reinu, clas, orde, xéneru y familia). Cerca de 3.000 entraes que s’acompañen d’una semeya del ser vivu y d’una ficha qu’esplica el porqué del nome referencial propuestu, les variantes dialeutales recoyíes hasta la fecha, la so etimoloxía, la so distribución xeográfica, la toponimia venceyada y otru tipu d’información que s’estima oportuna.

Y ye qu’ún de los aspeutos más destacáu del Nomenclátor de los Seres Vivos en Llingua Asturiana ye la propuesta d’un nome n’asturianu como nome referencial de cada especie, al igual que se fixo en toles llingües de la nuesa redolada, siguiendo siempre criterios filolóxicos. D’esta forma, Sabencia pretende normalizar l’usu de les voces asturianes pa referise a los fungos, plantes y animales, evitando enguedeyos posibles a la hora d’identificalos.

Mou de trabayu asambleariu

“La forma que tenemos de trabayar ye asamblearia, con unos estatutos”, esplica Cueto. Nel casu del nomenclátor, les persones encargaes de cada estaya presentaben les sos propuestes y, siguiendo unos criterios, tres una  revisión filolóxica, decidíase cuál yera’l nome más afayadizu pa cada especie.

“Xeneralmente teníase en cuenta l’espardimientu de la voz,  lo averada que taba a la etimoloxía y les asemeyances con otres llingües”, rellata, pa depués especificar que “en primer llugar eliminábamos les voces que son castellanismos, llueu teníemos en cuenta l’espardimientu de la voz y depués la etimoloxía. Asina, los miembros de Sabencia decidieron emplegar pega por marica (espardimientu), corciu por corzu (etimoloxía) y mustadiella (asemeyanza con otres llingües), por poner trés exemplos.

Tres esti importante y escomonáu llabor tuvieron Guillermo César Ruiz (departamentu de Botánica), Berto Ordiales (Botánica y Zooloxía), Rubén Fernández (Zooloxía, Meteoroloxía y Ciencia Casera) y Pelayu Valduvieco (Filoloxía), amás del propiu Cueto (Zooloxía), encargándose Varela del desarrollu informáticu. Estos cinco departamentos conformen esta “organización de ciencies asturiana que s’espresa n’asturianu”, que ta abierta “a campos nuevos del saber científicu”.

Ente los proyeutos previstos, amás de “pulir y agrandar el nomenclátor, anque más centraos en pulir depués de tol trabayu fechu”, ta la espublización d’una revista dixital, de nome ‘Comprendoria’. “Va ser asemeyada al ‘Ciencies’, de l’Academia de la Llingua Asturiana, anque más téunica y menos divulgativa”, adelanta Cueto.

Tamién dispón d’una web, onde los miembros de Sabencia espublicen artículos sobre los sos campos de trabayu. Nella esplícase tamién l’orixe del nome de la sociedá, “pallabra asturiana que meyor describe lo que pretende ser: un llugar atecláu pol rigor científicu au axuntar saberes y asoleyar toles estayes del saber. Nesti sen va’l segundu significáu del nuesu nome que queremos ver nel acrónimu del ‘SABEr de la cieNCIA’”.

Y como logu, l’elefante prehistóricu de la Cueva’l Pindal “por ser símbolu de lo que cuidamos foi l’aniciu de la ciencia. Nunos tiempos nos que la maxa ya’l conocimientu empíricu taben mecíos, esti fechu revela una evolución cognitiva complexa y consciente que, col pasar de los sieglos, acabó por xebrase de lo sobrenatural y convertise en ciencia”.

Contador Estadistiques