Selmana de les Lletres Asturianes

Xune Elipe: “Vamos recuperar temes qu’hai cuantayá que nun tocamos y que nos apetez volver a facelos en directo”

|
Xune Elipe: “Vamos recuperar temes qu’hai cuantayá que nun tocamos y que nos apetez volver a facelos en directo”

El 6 de xineru del 1987 echaba a andar nuna cochera de Castañeda Dixebra. 30 años depués la banda sigue nos escenarios tres convertise nun referente del rock n’asturianu, y prepara la xira que s’abre’l 18 de febreru en Valles. Xune Elipe (Villalegre, 1962) ye l’únicu miembru activu de la formación que s’axuntó en Corvera aquel Día de Reis.

Cúmplense 30 años d’aquel primer ensayu. ¿Cómo recuerda aquel día

Foi’l momentu nel que por fin se materializaba un deséu pol que llebábemos naguando bien de tiempu César ‘Maniegu’ y yo: entamar una banda de rock n’asturianu. Yera una idea que teníemos en mente dende había tiempu, pero nun acababen de producise les circunstancies amañoses pa ello, hasta esi 6 de xineru…

¿Con qué medios contaben?

Pués figúrese, cuatro estudiantes ensin ingresos, con amplis y instrumentos más que ‘trallaos’... Por nun haber, nun había nin micro. Y con una formación musical, vamos dicir (por ser benevolentes), deficitaria. Yera too pura intuición y sobre too ganes, munches ganes.

¿Tien na memoria’l primer tema que tocaron?

Exactamente nun m’alcuerdo, pero sí faigo alcordanza qu’intentemos que sonaren cantares como ‘Da-yos caña’, ‘Brenga celta’, ‘Rapaza nacionaliega’ o ‘Skandalera’. Ehí prácticamente acababa tol nuestru repertoriu d’aquel día.

Trés décades depués, Dixebra ye una banda consolidada y con una reputación destacada dientro la escena rock estatal. ¿En dalgún momentu contaben con facer una carrera asemeyada?

Yera dalgo impensable; nun entraba pa nada nes nuestres meyores perspectives. Probablemente’l nun marcanos nengún oxetivu, sinón ensayar, componer, deprender y trabayar día a día foi’l meyor plan que pudimos tener pa llegar hasta equí.

¿Vivió la banda dalgún momentu malu que pudo impidir esta trayectoria?

Realmente l’únicu momentu en que nos planteguemos ‘y agora… ¿qué facemos?’ foi cuando Maniegu decidió dexar la banda. Yera él quien llevaba’l mayor pesu; tolos temes que tocábemos teníen música y lletra de la so creación, asina qu’hubo que decidir si siguir o non. Una vez qu’optemos por continuar, punxímonos les piles, empecemos a componer y a facer un trabayu creativu más colectivu y dende entós nun volvió a haber más momentos de dulda.

Tán acabantes d’avanzar dalgunos de los planes de la banda pa esti 2017, ente ellos la grabación de tres cantares.

La verdá que nun sabíemos mui bien qué facer. Yá tenemos un par de recopilatorios, un discu en directo, otru d’homenaxe, llibros sobre la nuestra historia… Queríemos que fuere una iniciativa orixinal y novedosa y ocurriósenos lo que llamamos ‘Dalgo vieyo, dalgo nuevo, dalgo emprestao’, con trés temes mui distintos que muestren l’universu sonoru de Dixebra. Creyemos que pue sorprender y llamar más l’atención que’l discu tradicional.

¿Por qué escoyeron ‘Da-yos caña’?

Porque foi’l primer tema que grabemos, en formatu maqueta, y que valió como himnu electoral del Ensame Nacionalista Astur. Quiximos recuperalu, pero dándo-y un aire nuevu, con otros arreglos, y ver cómo sonaría anguaño. Amás ye ún de los nuestros cantares tótem y reflexa, lletristicamente, una parte de la nuestra filosofía: el compromisu políticu col país. Esti cantar representaría ‘Dalgo vieyo’.

¿Y la versión de ‘New York girls’?

Ye un tema tradicional irlandés que musicalmente s’avera a lo que pueden ser los típicos cantares de chigre asturianos; la versión que tamos preparando va nesa onda. Garremos como base sobre la que trabayar la versión que fixeron Oyster Band, un grupu nacíu nos ochenta, como nosotros. Otra manera, la lletra orixinal fala de la llegada de los inmigrantes irlandeses a los Estaos Xuníos a principios del sieglu XX. Nós quiximos contar na nuestra lletra qué pasaba n’Asturies naquel mesmu tiempu, un momentu en que se taba produciendo la industrialización y munchos asturianos decidieron abandonar el llabor agrícola y pasar, por exemplu, a trabayar nes mines. Esti cantar representaría ‘Dalgo emprestao’.

Cuénteme sobre lo de ‘Dalgo nuevo’.

Trátase d’una composición nueva titulada ‘Sigue’l tren’, que fala metafóricamente de la nuestra trayectoria. La verdá que quedemos mui contentos cola lletra, un testu que percuerre estes tres décadas d’historia y nel que van xubiendo a esi tren personaxes como Aida la Fuente, Belarmino Tomás, Joe Strummer, Phil Lynott, Evaristo o Shane McGowan.

Estos cantares, sicasí, nun van ver la lluz en forma de discu. ¿A qué se debe esta decisión?

Paeznos que na manera en qu’agora’l públicu se rellaciona cola música diba tener más y meyor repercusión una iniciativa como ésta. La intención ye grabar trés videos y espardilos per redes sociales, portales musicales, televisiones, etc. La realización va tar al cargu del director Javier Lueje, que foi quien nos fixo’l primer video-clip nel añu 1997 col tema ‘Nun llores’ como protagonista. Queremos asoleyalos de manera escalonada enantes del branu.

D’igual manera, entamen una xira que los va llevar a tocar dientro y fuera d’Asturies. ¿Van tocar un repertoriu más clásicu que nos tours anteriores?

En principiu vamos recuperar temes qu’hai cuantayá que nun tocamos y que nos apetez volver a facelos en directo. Nun van faltar tampoco dellos ‘himnos dixebriegos’ o dalguna novedá. Amás vamos incluyir samples nuevos y, eso sí, mantener l’espíritu folixeru y dinámicu de los nuestros conciertos.

La primer cita va ser nun llocal pequeñu, el de Valles de l’Asociación Músico-Cultural Pepe Bocanegra. ¿Por qué esti llugar d’aforu reducíu?

Queríemos que’l primer conciertu de la xira ‘Tour 87-17’ recuperara, en cierta manera, la esencia de les nuestres primeres actuaciones, cuando tocábemos en sitios pequeños, con un contactu mui directu col públicu. Amás tamién ye una forma d’apoyar a una asociación como la de Valles, que ta faciendo un llabor increyible pola música en directo y pola revalorización de llugares pequeños como esi, tan alloñaos de los circuitos habituales. Son un referente y un exemplu a siguir.

¿Va haber conciertu especial al igual que nel décimu y nel venti aniversariu?

Tamos agora empezando a trabayar nello. El nuestru enfotu ye que sí lo heba. Hai mui bones espectatives col ‘Tour 87-17’, tán saliendo bien de feches n’Asturies y fuera d’ella, y como piesllu tamos valorando la posibilidá de facer dalgo especial, con músicos invitaos y dalguna cosa más…

¿Qué más sorpreses va trayer a los siguidores de Dixebra esti 2017?

Si les comentáremos dexaríen de ser sorpreses. De momentu tenemos el proyectu ‘Dalgo vieyo, dalgo nuevo, dalgo emprestao’, el ‘Tour 87-17’ y al traviés de la nuestra páxina de Facebook vamos dir asoleyando materiales llamativos o inéditos alredor de Dixebra y estos trenta años. Pero sí que va haber dalguna sorpresina…

Sentir la discografía de Dixebra ye percorrer la historia d’Asturies nestes tres décades. ¿Tamos peor o meyor que nel 1987?

Los problemes que carez Asturies siguen siendo básicamente los mesmos que daquella: desindustrialización, paru, emigración, una clas política dirixente desconectada col país, aculturación, estropiciu ecolóxicu… Por desgracia temes como ‘Bailla’l mileniu’, ‘Asturalia’, ‘Rompi’l ritmu’, ‘Indios’, ‘El vieyu combatiente’, ‘Pan y roses’ o ‘Grieska’, por poner namás dellos exemplos, siguen tando tan vixentes como’l día que los compusimos.

¿Podemos ser optimistes?

El fechu de que, como movimientu social, l’asturianismu llegare hasta equí yá ye un elementu pa, polo menos, nun ser escesivamente derrotistes. Creo que la sociedá y el país en xeneral nun s’entenderíen talo como son güei ensin la presencia y el trabayu que llevamos faciendo tou esti tiempu. La realidá asturiana nun sería la mesma si nun se tuviere formulao una propuesta como l’asturianismu modernu que, anque munches veces paeza que non, sí que fuimos quien a tresformar, non tolo que quixéremos pero sí que, en cierta midida,  ‘modelámosla’. Otra manera, el tiempu políticu nuevu que paez que s’avecina tien que valinos pa poner en primer llinia delles de les nuestres principales –y históriques– reivindicaciones: oficialidá y autogobiernu, o lo que ye lo mesmo, una manera asturiana d’entender Asturies, no cultural y no político.

¿Normalizóse l’asturianu na escena rock o sigue siendo una rara avis, como cuando empezaron?

La verdá que nun acaba d’españar y surdir un movimientu curiosu con bien de bandes, pero ye normal nuna situación sociollingüística como l’asturiana. Lo verdaderamente escepcional ye qu’inda asina heba unes cuantes formaciones rockeres que tengan l’asturianu como ferramienta creativa; ehí tán Skama la Rede, La Tarrancha, Skontra, Misiva, Ochobre, Los Berrones, Taranus…, y otres munches qu’inclúin nel so repertoriu dalgún tema nesta llingua.

Contador Estadistiques