“Xovellanos tien que tar revolviéndose na tumba", afirma Xune Elipe

|
Xune Elipe abandona'l Plenu

Xune Elipe abandonó ofendíu’l Plenu tres espeta-y el socialista Luis Ramón Fernández Huerga que “ya lo decía Jovellanos, el nacionalismo se quita viajando” en referencia a una visita del edil de Somos Avilés a Bruxeles, cita qu’en realidá ye de Pío Baroja. “Estes descalificaciones dexen n’evidencia a quién les fai”, apunta.

El Plenu d’Avilés vivió ayeri un episodiu desagradable pola actitú del conceyal d’Urbanismu y Planificación, que tornó a descalificar a Elipe, lo que provocó l’abandonu de la sala del edil asturianista. Too asocedió tres un ruegu de Somos Avilés al gobiernu municipal “pa que se ponga en contautu de manera oficial cola Unidá de Medioambiente de la Comisión Europea” pa tener accesu a los informes sobre’l tratamientu de les agües residuales n’Avilés y les posibles sanciones y plazos de les mesmes, pidimientu que fai tres el viaxe d’Elipe a Bruxeles xunto a otros representantes políticos de conceyos de la mariña asturiana el 23 de marzu pa entrevistase col xefe de dicha Unidá, Ion Codescu, y dos de los sos asesores.

Tres responde-y sobre la cuestión concreta del ruegu y les respeutives répliques, Fernández Huerga nun perdió la oportunidá de mete-y una puya a Elipe al finar la so intervención señalando que “me quedo con una parte muy buena d’esto, y es el viaje a Bruselas: ya lo decía Jovellanos, el nacionalismo es una enfermedad que se quita viajando. Me alegro mucho”, a lo que siguieron unos tímidos aplausos de los sos compañeros de partíu. Ensin el micrófonu abiertu, Elipe apuntó que “eses pallabres sobren”, a lo que l’alcadesa Mariví Monteserín señaló que “no sobra nada. Cada uno es propietario de sus palabras, señor Elipe”, negando-y la posibilidá d’intervenir.

Énte esta situación, l’edil de Somos Avilés decidió llevantase y abandonar el Plenu, ente los aplausos del públicu presente nel salón de plenos, na so mayoría trabayadores de les escueles infantiles d’Avilés. Media hora depués, cuando-y tocaba entrugar a Elipe pola situación de les ordenances d’asturianu, el so compañeru Primi Abella apuntó que “per segunda vez hai un ataque personal pola mesma persona” y decidió “dexar pa prau” dicha pregunta y otra sobre los desperfectos del complexu deportivu del Quirinal, que’l propiu Elipe va llevar al Plenu próximu.

“Es que alguna gente es muy delicada para lo suyo y muy poco delicada para los demás”, señaló darréu Monteserín, a lo que siguió Fernández Huerga pa “pedir disculpas si lo ofendí, que es evidente, que no era mi intención. Era sólo una cita”. Sicasí, el socialista aprovechó pa puntualizar que “las ofensa se producen en voz y otras veces por escrito. Y cuando uno se sienta delante del ordenador también tendría que pensar, y se lo diré a Xune cuando lo vea, que hay personas, grupos políticos o ideologías tamién se pueden sentir ofendidos con algunos escritos que se hacen en medios de comunicación”.

"Nun se pueden aguantar comportamientos d'esti tipu"

“Eses descalificaciones dexen n’evidencia a quién les fai”, apuntó esta mañana Elipe a Asturies.com, que quixo aprovechar “p’agradecer a tol mundo los mensaxes d’apoyu y solidaridá que toi recibiendo, asina como a los mios compañeros de grupu”. “Esta actitú faltosa d’esti home nun ye nueva. Yá m’atacó personalmente n’otra ocasión nun Plenu apuntando que tenía problemes de salú mental”, recuerda’l de Villalegre.

Sicasí, señala qu’esto nun ye cosa namái de Fernández Huergo, sinón de tol grupu socialista: “Son faltes continues a una manera de pensar y entender a Asturies, asina como ataques al idioma, col pensamientu simplista de ‘llingua asturiana igual a nacionalismu, igual a enfermedá mental’. Nun se pueden aguntar comportamientos d’esti tipu”, aseguró.

Sobre la cita de Pío Baroja que l’edil d’Urbanismu y Planificación atribuyó a ilustráu xixonés (‘El carlismo se cura leyendo y el nacionalismo, viajando’), Elipe apuntó que “Xovellanos tien que tar revolviéndose na tumba. Él falaba de país en tolos ámbitos y puxó pola llingua asturiana”. Otra manera, al respeuto de la crítica a los sos artículos en prensa, recordó la posibilidá que tien Fernández Huergo a usar la mesma vía pa retrucalo.

"Dalgunos tenemos la piel mui feble en dalgunos aspeutos depués de 40 años de llucha y reivindicación, pero ellos han d'entender que tamos n'otros tiempos y que les coses tán cambiando", afirmó por último l'edil de Somos Avilés.

Na semeya, Elipe nel momentu d'abandonar el Plenu.

Contador Estadistiques