Sanjurjo posiciónase en contra de la oficialidá al empar qu’asegura que “con mis hermanos no soy capaz de hablar castellano”

|
Pedro Sanjurjo nel IES Cristo del Socorro Lluanco

“Con ellos falo en galego, porque es mi lengua y es nuestra lengua de comunicación”, señaló Pedro Sanjurjo, presidente de la Xunta Xeneral, nuna entrevista a Radio El Crisol, emisora del IES Cristo del Socorro de Lluanco, fecha por Eduardo Alonso. Nella posicionóse en contra de la oficialidá porque, opina, supón “obligación”.

Natural d’Abres, ye habitual ver a Sanjurjo emplegando’l gallego-asturiano n’actos como la llectura institucional de la Xunta Xeneral que se fai tolos años pola Selmana de les Lletres Asturianes o n’otros escenarios, como la propia entrevista d'ayeri, recoyida por Europa Press. Sicasí caltién una postura contraria a l’actual del so partíu, la FSA-PSOE, no que respeuta a la oficialidá de les dos llingües propies d’Asturies: “Estoy a favor de la protección del asturiano en sus distintas variantes, pero no estoy de acuerdo con la oficialidad” que, considera, “supondría obligación”.

Asina, punxo un “ejemplo extremo” de lo que provocaría igualar los derechos de los falantes d’asturianu y gallego-asturiano a los de castellanu n’Asturies: “La cooficialidad nos obligaría a tener intérpretes en los juzgados” por si “alguien quisiera hacer uso de la lengua vernácula y, si no, no declara”. “La cooficialidad llevada a sus extremos conduce a esos resultados”, añadió pa depués, a la puntualización del entrevistador de qu’en Galicia y en Catalunya los xuicios pueden celebrase en gallegu y en catalán y a la entruga de “si lo que dice es que en Catalunya no debería ser oficial el catalán y en Galicia el gallego”, dicir que “son realidades sociales distintas”.

“En Asturias personas que hablen el asturiano central en los términos de la lengua que se ha codificado por la Academia de la Llingua es una minoría y no hay que ser ningún experto lingüista para darse cuenta de que la inmensa mayoría de los asturianos na zona central hablamos castellano, con algunas variantes, con algunos giros, con algunas expresiones… Pero eso convertirlo en una obligación me parece excesivo”, siguió Sanjurjo. Na so opinión “las lenguas se conservan en la medida que se hablan”, posicionándose a favor de la Llei d’Usu, “que no se ha utilizado en toda su capacidad” y “que permite que cualquier asturiano se relaciones con las administraciones públicas en la lengua que él desee; y la administración está obligada en contestarle en esa lengua”.

Na semeya, Sanjurjo preside la mesa d'un alderique con alumnes y alumnos del IES Cristo del Socorro nel que participó depués de la entrevista d'Alonso.

Contador Estadistiques