“Pue dase’l casu de qu’un conceyal pueda emplegar l’asturianu n’Avilés y qu’un ciudadanu non”, diz Elipe

|
Somos Avilés

PSOE, PP, Ciudadanos y conceyales non adscritos impidieron colos sos votos l’estudiu de la ordenanza d’asturianu, recortada pa cumplir cola normativa vixente, que presentara Somos Avilés. Estos partíos aparquen esta regulación de derechos pa la llexislatura viniente: “Pue dase’l casu de qu’un conceyal pueda emplegar l’asturianu y qu’un ciudadanu non”, apuntó l'edil Xune Elipe.

Trés años depués de que’l Plenu aprobara “con una mayoría amplia” la redaición de la Ordenanza Municipal pal Usu de la Llingua Asturiana nel Conceyu d’Avilés, l’asuntu volvió esta mañana a la Casa Conceyu tres una llarga llucha de Somos Avilés pa que se tratare y nun quedara pa prau a pesar de la voluntá contraria del PSOE, pa lo que contó’l col sofitu  d’Izquierda Xunida (IX). Foi p’aldericar y votar l’estudiu d’un testu alternativu al primeru, que tuvo un informe desfavoratible de los servicios xurídicos municipales, adaptáu a la normativa vixente col oxetivu de que se pudiere aprobar enantes de que finara la llexislatura actual.

Finalmente, tres un llargu alderique, ésti nun s’aprobó y la ordenanza va tener qu’esperar. Sicasí, el PSOE confirmó que l’espediente nun se pieslla y que va tratase na llexislatura próxima.

L’alderique

Depués de que Primi Abella introduxera’l puntu a tratar recordando tola trayeutoria de la ordenanza dende’l Plenu d’abril del 2016 nel que s’aprobó la so redaición, el primeru en tomar la pallabra foi José Zarracina en representación de los conceyales non adscritos, qu’hai 3 años votaron en contra de la mesma al igual que los sos otros dos compañeros procedentes del PP. L’edil apuntó que “nun ponemos pegues a regular l’usu del asturianu” y aseguró tar d’alcuerdu “cola gran mayoría de puntos”, pero criticó que se tratara “a 26 díes de les eleiciones” y refierióse al testu como “asignatura pendiente pal mandatu próximu”.

Agustín Sánchez Hernández, de Ganemos, defendió que s’abra l’alderique “anque quede pendiente”. “Hai que ordenar l’usu del asturianu al traviés d’una ordenanza. Nun se pue aplazar sine díe”, añadió.

La postura de la edil de Ciudadanos, Carmen Pérez Soberón, que votara a favor nel 2016, foi la de treslladar l’asuntu a la llexislatura próxima. “Comprometémonos a activar estos trabayos de manera coherente y del tirón, pa que nun queden paraos”, aseguró al tiempu que calificó la Llei d’Usu y Promoción del Bable/Asturianu de “curtia y insatisfactoria. Tien un desarrollu pendiente”.

Mui crítica cola edil de Promoción Social y Cultura, Yolanda Alonso, amosóse Llarina González Moreno, d’IX. “Nun hai ordenanza pola incompetencia, dexadez o falta de voluntá de la conceyala y l’alcaldesa”, afirmó, pa depués dirixise a Alonso apuntando que “dalgo que s’abre nun Plenu, zárrase en Plenu y non nuna comisión”.

Darréu garró la pallabra Elipe, que recordó que’l testu nuevu presentáu tien en cuenta les sentencies del Tribunal Superior de Xusticia d’Asturies (TSXA) y entrugóse por qué en Grau o en Noreña, el xueves pasáu, pudieron rectificar y aprobar unes ordenances y n’Aviles non. “Nun ye un tema menor. Trátase del reconocimientu de derechos a la ciudadanía avilesina y da igual si son munchos o pocos los que lo reclamen. Con qu’una sola persona lo demandara, la nuesa obligación ye garantizar esos derechos al traviés d’una ordenanza”, reivindicó

“Queda mui poca llexislatura y nun sabemos qué va pasar depués de mayu. Cuerren tiempos de retrocesu de derechos y d’intolerancia énte la diversidá, polo que tenemos que cumplir el mandatu d’esti Plenu y blindar derechos”, siguió Elipe, que recordó que “pue dase’l casu de qu’un conceyal pueda emplegar l’asturianu n’Avilés tres l’aprobación del Reglamentu Orgánicu Municipal nuevu y qu’un ciudadanu nun pueda facelo. Dependerá de la voluntá y el caprichu del funcionariu de turnu”. “Nun valen escuses. En trés años tuvieron falta d’interés y desgana. Pueden ser garantes de derechos o dir de la mano del PP y Ciudadanos cola so actitú asturfóbica”, dirixóse a los socialistes.

Mentes, la intervención más curtia foi la de la popular Ana María Bretón, que dixo que’l Conceyu “nun tien competencies” pa regular l’usu de la llingua asturiana y que “nun se pue tener el mesmu rangu pal castellanu que pal asturianu”.

Posición socialista

Alonso apuntó que “la ordenanza ye una cosa importante” y apuntó que se la tomó “mui en serio”, ampliando los plazos na so redaición por falar con diferentes servicios municipales. “Tamos xudicializando la llingua asturiana, faciendo-y asina un flacu favor. Paga la pena tomar un tiempu, meditalo bien y nun dexar resquiciu nengún pa que pueden llevala a los tribunales”, señaló.

D’igual forma, criticó’l testu presentáu “in extremis” por Somos Avilés, “que nun ta presentáu en llingua asturiana y tien llinguaxe sexista”, ente otres pegues que-y punxo. Tamién amosó la so intención de llevar la ordenanza al mandatu siguiente “pa facer un testu alternativu cola mayor participación posible y con mayor seguridá xurídica”.

Na réplica destacaron les intervenciones de González Moreno y Elipe. La edil d’IX afaló a Alonso a centrase en responder “por qué nun se convocó la comisión de cultura, por qué nun se fixeron los trabayos conxuntos y por qué nun se desarrolló la ordenanza pa dexala agora pa la llexislatura próxima”.

Mentes, el conceyal de Somos Avilés reconoció la voluntá del equipu de gobiernu municipal al nun poner torgues a la presentación d’escritos n’asturianu, “pero nun van tar equí hasta l’infinitu. Igual los que vienen dicen que non y fina la tolerancia llingüística”. “Agora tienen una oportundidá única p’aprobar esta ordenanza de mínimos qu’otorga derechos civiles y nel futuru habrá tiempu pa modificala, que siempre ye más fácil qu’aprobala”, pa depués concluyir que “nun son de fiar. Si faen esto con una mandatu plenariu, que nun fadrán col so programa eleutoral. ¡Cómo pa fiase de que van defender la oficialidá!”.

Por último, Alonso recordó-y a Elipe que la ordenanza de Noreña salió alantre a pesar del informe contrariu de Secretaría, lo que, na so opinión, va facer que torne a los tribunales, y confirmó que l’espediente de la d’Avilés caltiénse abiertu y que va siguir en marcha “col gobiernu que salga de les urnes”. Darréu entamóse la votación, na que l’estudiu de la ordenanza propuesta por Somos Avilés algamó 9 votos a favor, los 6 propios, los 3 d’IX y el de Ganemos, por 15 en contra.

Na semeya, conceyales de Somos Avilés momentos enantes del comienzu del Plenu, con Abella en primer planu a la derecha y Elipe tres d'él.

Contador Estadistiques