Grau retira la ordenanza d’asturianu a la espera de que “el Gobiernu dea un marcu más amable pa que nun les puedan valtar”

|
Grau

El Plenu de xunetu de Grau decidió la retirada de la 'Ordenanza Municipal pal Usu de la Llingua Asturiana nel Conceyu de Grau', cinco meses depués de la so entrada en vigor. El recursu del PP y la posibilidá de que se valtara nos tribunales lleva al gobiernu a tomar esta decisión a la espera d’apoyos dende l'Executivu asturianu.

Les sentencies del Tribunal Superior de Xusticia d’Asturies (TSXA) énte recursos presentaos pola Delegación del Gobiernu estatal n’Asturies o’l Partido Popular (PP) a distintes ordenances –que provocó l’anulación de la de Mieres o la de Noreña, pendiente agora de la so espublización nel BOPA pa entrar en vigor depués de delles modificaciones pa salvar la situación– lleven al Conceyu de Grau a retirala “pa evitar que nos la puedan valtar”, esplica Plácido Rodríguez Fernández, anterior conceyal de Cultura y defensor del testu, qu’esta llexislatura va encargase d’Urbanismu. Una decisión que, confirma, nun supón una perda del compromisu amosáu hasta la fecha pol Ayuntamientu, onde Izquierda Xunida (IX) tien mayoría absoluta, pa col idioma.

“Polo que ta amosando, el Gobiernu d’Asturies ye favoratible a la oficialidá y esperamos que dea un marcu más amable pa que los tribunales nun pueda echar abaxo les ordenances municipales d’asturianu”, esplica l’edil, que vería “mui contraproducente siguir alantre y topanos con una sentencia en contra. De nun ver esa predisposición por parte de Barbón, siguiríamos alantre cola ordenanza”. Actualmente, la única norma que regula la llingua asturiana ye la Llei d’Usu y Promoción del Bable/Asturianu, que nel so artículu 8.1 ratifica la capacidá llegal de los conceyos pa poner en práutica midíes de defensa de los derechos llingüísticos.

La non diferencianción ente llingua propia y llingua oficial ye lo que provoca que’l TSXA anule les últimes d’ordenances, vixentes en numberosos conceyos del país dende’l 2002. Nesi sen, esti tribunal nun tien en cuenta la sentencia del 2010 del Constitucional sobre l’Estatut de Catalunya qu’afita que referise a llingua propia nun significa declarala oficial.

“Too va siguir igual”

La decisión de Grau, tomada por unanimidá polos cuatro grupos municipales, “PP y Ciudadanos por tar en contra de la ordenanza y el PSOE por apoyar la nuesa propuesta”, nun va provocar cambios significativos. “Too va siguir igual”, apunta Rodríguez Fernández, que señala que tolos ciudadanos van poder dirixise a l’Alministración n’asturianu y que l’apuesta pol Serviciu de Normalización Llingüística, conxuntu con Candamu, caltiénse.

Na imaxe, villa de Grau dende l'aire. Semeya obra de Luis Lafuente Agudín y Jorge Rebollo baxo llicencia CC BY-SA 4.0.

Contador Estadistiques