González Riaño releva a Cano na presidencia de l’Academia de la Llingua

|
Ana María Cano y Xosé Antón González Riaño nel 2015

Xosé Antón González Riaño, hasta agora vicepresidente de l’Academia de la Llingua Asturiana (ALLA), resultó escoyíu como presidente de la entidá tres la decisión d’Ana María Cano de nun presentase a la reeleición. “Ye un gran honor”, afirmó’l profesor universitariu, que cita la interlocución social p'algamar la oficialidá como retu del so mandatu.

D’esta forma Xosé Antón González Riaño conviértese nel cuartu presidente de l’ALLA dende la so creación nel 1980, tres Xosé Lluis García Arias (1980-2000), Miguel Ramos Corrada (2000-2001) y Cano (2001-2017). “Ye un gran honor, depués de toda una vida dedicada a la cuestión llingüística y más de 25 años na Academia. Y tamién representa una gran responsabilidá siguir la llinia marcada polos presidentes anteriores, figures relevantes de procesu de recuperación llingüística”, declaró la nueva figura visible de la institución académica a Asturies.com.

Según informó, la decisión de Cano de nun siguir nel cargu depués de cuatro mandatos yá la conocía dende hai tiempu, anque’l determín de l’hasta agora presidenta nun se dio a conocer ente los miembros de l’ALLA hasta hai unes selmanes. El procesu eleutoral, nel que votaron los académicos de númberu, celebróse ayeri, siendo la única persona que sigue de la direición pasada l’ayalgueru Carlos Lastra.

Marta Mori ye la nueva vicepresidenta, mentes que Xosé Ramón Iglesias Cueva pasa a ocupar la secretaría que dexara Roberto González-Quevedo. La vicesecretaria nueva, mentes, ye Carme Muñiz Cachón, cargu que tenía hasta agora Urbano Rodríguez Vázquez.

Los retos del mandatu

Entrugaú polos oxetivos del so mandatu, González Riaño refirióse a “dos grandes retos”. “Nel planu llingüísticu-académicu, siguir avanzando na normativización del idioma”, apuntó, mentes que “nel planu social, facer d’interlocución social pa solucionar la cuestión eterna de la oficialidá”.

Otra manera, sobre la situación que fixo peligrar el futuru de l’ALLA al nun ser reconocida como entidá pública, el presidente aseguró que la solución definitiva ta cercana y va ser finalmente al traviés d’un decretu por parte del Conseyu de Gobiernu qu’afite’l so status públicu nos estatutos, según-y treslladaron dende l’Executivu.

Contador Estadistiques