Adolfo Camilo Díaz: “Nunca nun fixi distingos ente lliteratura y lliteratura xuvenil; son marques comerciales”

|
Adolfo Camilo Díaz: “Nunca nun fixi distingos ente lliteratura y lliteratura xuvenil; son marques comerciales”

Tres llevar cuatro premios Xosefa Xovellanos de novela, Adolfo Camilo Díaz López (Caborana, 1963) suma al so palmarés un María Xosefa Canellada de lliteratura infantil y xuvenil. Sicasí, l’escritor y creador teatral nun fai distingos ente dambes “marques comerciales” y considera ‘La mar’ una obra lliteraria tanto pa mozos como p'adultos.

Cuatro años de silenciu…

Sí…, y non. Nel 2012, acabante publicar ‘Espankin’, anuncié que dexaba d’escribir, a lo menos per un tiempu… Hasta esi momentu venía publicando de manera ‘normalizada’ un llibru al añu, alcuando dos. Ganare cuatro veces el Xosefa Xovellanos y cásique tolos premios posibles que la lliteratura n´asturianu ufre: Academia de la Llingua, Montesín, Fernández Lema… Y colapsé. Tuvi como una sensación d’enfastiu, agobiu… Y necesitaba distancia; parar; pensar no fecho y pensar en qué podía facer.

Too esti tiempu, hasta agora, nun significó que nun siguiere venceyáu a la lliteratura del país…, pero n’otros proyectos menos visibles, y faciendo coses que me prestaron enforma. Pa los medios públicos entamé ‘El Gran Teatru del Mundu’, un programa dedicáu al radioteatru onde versioné al asturianu, ente más otro, ‘La Rexenta’ de Clarín, ‘La guerra los mundos’ de Welles, ‘Cuentos’ de Chejov... Foi un trabayu bien grande, onde participó la plana mayor del teatru asturianu y que, como ye habitual nesti estrañu país, tuvo bien poca repercusión al pesar de los esfuercios y ilusiones invertíes. Tamién empecé con sección propia en ‘La Voz de Avilés-El Comercio’, ‘Les Lluvies de Castamere’, y trabayé mui a fondo colos talleres de teatru de Corvera preparando montonera testos pa nenos y pa xente mayor… Poro, fueron cuatro años de relativu silenciu qu’agora, más osixenáu, ruempo con esti premiu y la obra que lu sustancia: ‘La mar’.

¿Qué-y anima a escribir una obra de lliteratura xuvenil?

Nunca nun fixi distingos ente lliteratura y lliteratura xuvenil; son marques comerciales. El vendedor o’l llector, nel momentu en que na obra apaez un protagonista mozu colos sos problemes, tiende inconscientemente a poner esa etiqueta. ¿‘El guardián ente’l centén’ tendría ser lliteratura xuvenil por ello? ¿Y ‘Moby Dick’?  Nun me paez: son lliteratura y puntu. Y pa orientar al llector interesáu, sí, tan protagonizaos por mozos.

La primera que se podría situar nesa marca comercial de la que fala foi ‘Blugás’, allá pel 1993.

La primera que publiqué pa una colección especializada sí. Pero ya dende la primera, ‘Añada pa un güeyu muertu’, la presencia y l’analís de determinaes problemátiques asociaes a la xente mozo taba mui presente.

¿Qué cuenta ‘La mar’?

Ye una historia d’horror nun sentíu estrictu… ¡Y lo ḥodío ye que nin los protagonistes nin el llector caen nesa cuenta, hasta que yá ye tardi! Un viaxe aniciáticu, una manera como otra cualisquiera de crecer a hosties. Bahir, el que firma la novela, ye un rapaz al qu’un día saquen del so pueblu norteafricanu pa dir montase a una patera… Anque él piensa que va de vacaciones. Y pel mediu, yiḥadistes, mercenarios occidentales, muerte, vida y tola mierda qu’inventemos les ex metrópolis pa facer felices a la xente d’ellí.

¿Por qué ye importante tratar esta temática?

Ye más qu’importante: ye absolutamente necesario y más cuando lo peor de la sociedá occidental –les estremes dereches europees y americanes– tán accediendo efectivamente a unos poderes directos –enantes yeren parte del lobby presionador pero agora ellos tienen el putu botón– y la ciudadanía, si quier siguir mereciendo esi nome, tien d’armase y enfrentase a esi real peligru. La historia la humanidá ye la historia d’un intercambiu, d’una fusión, d’un mestizaxe... Y les sociedaes más desarrollaes en tolos ámbitos son les que supieron armonizar esa relación col ‘otru’. Europa, y perende Asturies, somos sociedaes avieyaes, rancies, decrecientes, recesives… Anque namás que sía por egoismu tendríemos de facilitar fluxos y accesos.

¿Qué opina de la política que ta faciendo’l Gobiernu española y la Xunión Europea nesti campu?

Una vuelta más, demenciada; contradictoria: cuando’l capital necesita mano d’obra barato nos sos mesmos territorios los gobiernos faciliten les entraes… Cuando les trasnacionales descoloquen y, envede traer la mano d’obra barato a les sos fábriques lleven les sos fábriques  a onde la mano d’obra barato –fundamentalmente Asia–, ponen concertines… L’actual Gobiernu español ye la quintasencia del gobiernu cobarde: débil colos grandes y grandón colos débiles; una puta mierda.

¿Contaba llevar el María Xosefa Canellada?

Home, ye’l gran premiu de lliteratura xuvenil qu’hai n’Asturies y eso ye siempre un desafíu. Creo que fici una obra digno. Prestábame lleválo, sí,  pero’l preste principal foi rematar la mesma obra.

¿Qué supón pa vusté esti gallardón?

Una bienvenía. Un hola qué tal. Muncho preste.

Nun ye la primer vegada que lleva ún de los Premios Lliterarios de la conseyería, yá que tien cuatro Xosefa Xovellanos.

Caún tien el so significáu; el Xosefa Xovellanos ye’l gran premiu de les lletres del país y ésti lleva’l nome d’una de les incontestables clásiques de la nuestra lliteratura.

¿Cómo ve la salú de la lliteratura infantil y xuvenil en llingua asturiana?

Como tolo que tenga que ver cola relativa esistencia de la lliteratura n’asturianu, relativamente bien. Desplícome. Vivimos nun mercáu cultural, y perende editorial, falsu, absolutamente interveníu pola Alministración… Un mercáu que namás qu’esiste como virtualidá, como potencialidá. Esi potencial mercáu –los 5.000 potenciales llectores d’asturianu, pa entendemos– sí tien una ‘seición’ oxetiva: los chavales que dan Llingua componen  l’únicu target real de llectores que tien esta llingua… Y eso desixó que, al correr del tiempu –y yá falamos de décades–, dellos escritores fueren especializándose nestos potenciales llectores, afinando mui muncho temes, tratamientos… El llabor asolutamente proteicu del gran Vicente García Oliva hai que reconócelo y contemplalo nesi sintíu. Y con él otros, como Quique Carballeira, Mari Luz Pontón o un estudiosu tan dinamizador como Severino Antuña.

¿Ta peor o meyor que la lliteratura p’adultos n’asturianu?

Munchos de los escritores qu’escriben pa unos o otros lletores son los mesmos, poro nun tendría de tar nin peor nin meyor. El problema ye’l solipsismu (rises) nun saber qué llugar ocupamos nel universu. Asturies construyó una lliteratura virtual ayena a los mercaos del mundu. Y ye normal qu’ello fuere asina hai años, pero agora yá ofiende. Una lliteratura onde se vende más poesía que prosa o tan infantilizada como la de nueso ye una excepción que fala a les clares de que vivimos nun inventu por desarrollar… La lliteratura asturiana necesita que los intereses de los sos escritores s’acomoden a los de los llectores si nun queremos esapaecer dafechu nel éter o nes sumes d’ego de los mesmos escritores…

Da la sensación de que, más allá de la lliteratura, hai una mayor ufierta d’actividaes culturales pa neños y neñes n’asturianu. ¿Ye correuta esta afirmación?

Bono, sí… Pasa en xeneral. La crisis traxo de bono que los creadores tuvieren de salir a la cai a buscase la vida… Les alministraciones enseñaron los sos llendes y la sociedá civil tuvo de dar rempuesta a esi vacíu. Y eso tradúxose nun mayor dinamismu sociocultural de base y na demostración de qu’hai vida más allá de l´alministración.

¿En qué deberíemos trabayar p’asegurar la tresmisión xeneracional del idioma?

Neso mesmamente: n’asegurar esa tresmisión (rises). Fálase  muncho –y ye menester porque ye cierta– de la brecha dixital… Pero nós, pueblu pioneru como pocos, yá inventemos hai años la brecha llingüística actuando sobre les xeneraciones moces y obviando les vieyes, que se dieron como non recuperables. Ye perverso que los nenos deprendan a los vieyos; que nun se dieren les ferramientes afayadices pa qu’esa tresmisión fora real y efectiva. Somos el resultáu d’un movimientu universitariu (rises) ensin basa social real… Y esa basa tovía nun fuimos quien a implicala, y asina nos va.

Nun vamos inventar nada que nun se ficiere notros países con llingües minorizaes: escuela y medios de comunicación. Son dos asignatures tovía pendientes. Per otru llau, la fuerza normalizadora del teatru, por exemplu, quedó ensin usar… Y la de la música da palos de ciegu, siendo como fuimos y somos una oxetiva potencia –al nuestru nivel– nesos llinguaxes… La lliteratura, fundamental n’otros procesos (Euskadi, Catalunya…) equí queda como guinda del pastel: per onde pasa nun empuerca… Pero tampoco llimpia.

Tres escribir esta historia, ¿en qué ta trabayando anguaño?

Teatru, sobre manera teatru. Hai diez años el Grupu de Teatru Casona estrenaba la mio obra ‘País’, con bien de polémica porque, ente más otro,  falábemos del mafiosu Villa y de munchos de los mafiosos que lu arroldaben… Agora rematé ‘Flashback’, una especie de segunda parte d’aquel ‘País’, qu’estrenaremos pal añu que vien y que vien avalada pola realidá. Y sí, va ser un tiernu homenaxe a esos mafiosos.

Contador Estadistiques