“El llevar ‘Política Llingüística’ nel nome yá ye una declaración d’intenciones”, asegura la conseyera Piñán

|
Berta Piñán

Berta Piñán ye la persona escoyida por Adrián Barbón pa tar al frente de la nueva Conseyería de Cultura, Política Llingüística y Turismu. “El llevar ‘Política Llingüística’ nel nome yá ye una declaración d’intenciones”, asegura la escritora y docente, académica de númberu de l'Academia de la Llingua Asturiana.

Venía sonando na selmana última como posible titular de Cultura y finalmente ayeri confirmóse. A les 11 hores Barbón daba a conocer la conformación del Gobiernu, compuestu por diez conseyeríes –dos más que na llexislatura pasada– dirixíes por cinco muyeres y cinco homes.

Como yá anunciara’l presidente d’Asturies, Educación y Cultura diben separtaos, cola novedá  conocida ayeri de que la segunda incorporaba nel so títulu Política Llingüística y Turismu, ésta última hasta agora n’Industria. Y al frente de la mesa, una persona del compromisu y la trayeutoria de Piñán, académica de númberu dende’l 2008 y referente de la lliteratura contemporánea n’asturianu.

“Toi mui ilusionada y dispuesta”, rellata tres descolgar el teléfonu a Asturies.com dende Mallorca, onde disfrutaba de les sos vacaciones cuando recibió la propuesta de Barbón. Mañana viaxa a Asturies, cuando se reunirá col presidente y el so equipu pa poner les bases del organigrama de la conseyería a la espera de la toma de posesión del xueves.

Pendiente entovía l’encaxe que tendrá Política Llingüística nel mesmu, Piñán avanza que “llevalo nel nome yá ye una declaración d’intenciones”. “Tamos nun momentu históricu. Falta un votu pa la oficialidá, pero per primer vegada tenemos lo que siempre reclamamos: voluntá política”, destaca.

Y con esa voluntá, “medios y presupuestos, podemos facer munchísimes coses. Quedaría contentísima de dexar una infraestructura, desarrollando la Llei d’Usu, pa que cuando llegue’l momentu de la oficialidá sía una simple transición consensuada y serena”, señaló, pa depués resaltar la esistencia “d’un consensu social” al rodiu l’asturianu a pesar de les voces que quieren amosar lo contrario.

Un proyeutu coleutivu “pa tol mundu de la cultura”

D’igual forma Piñán amosó la so satisfaición por “encarar esti retu” al frente de Cultura cola intención “de facer un proyeutu coleutivu pa tol mundu de la cultura d’Asturies, ensin tener en cuenta la ideoloxía y ensin sectarismos, porque yo nun soi una persona sectaria”. Un proyeutu “d’Asturies y de la so cultura nel que participemos toos con ilusión”, añade.

Nacida nel 1963 en Cañu (Cangues d’Onís), la conseyera ye llicenciada en Filología Española pola Universidá d’Uviéu y exerz como profesora de Lengua Castellana y Literatura en Madrid tres facelo anteriormente nel país. El so nome ye bien conocíu pola so actividá lliteraria, tando considerada como ún de los referentes del Surdimientu.

La poesía ye’l xéneru más trabayáu por Piñán, con títulos como ‘Al abellu les besties’, ‘Temporada de pesca’ o la billingüe ‘La mancadura’, anque tamién tien una amplia producción de narrativa infantil y xuvenil, siendo la única escritora en contar con dos María Xosefa Canellada gracies a ‘Arroz, agua y maíz’ (2009) y ‘Vida nel campu’ (2017). L’añu pasáu espublizaría la so primer novela p’adultos, 'Como la muda al sol d’una llagartesa', que mereció’l Premiu Xosefa Xovellanos del 2017.

Actualmente tamién forma parte de la xunta direutiva de Genialogías, asociación de poetes feministes que trabaya pola igualdá y la visibilidá de les muyeres.

Contador Estadistiques