“El llector va atopar una aventura en mayúscules”, rellata Fernando González

|
Fernando González Rodríguez meta Tor des Glaciers

10.306 ye’l númberu de minutos nos que completó Fernando González Rodríguez la so carrera más dura y el títulu del llibru nel que cuenta l’enantes, el durante y el depués de la so participación nel Tor des Glaciers, pelos Alpes nel Val d'Outa. “El llector va atopar una aventura en mayúscules”, adelanta’l corredor xixonés.

Sietes díes, 3 hores y 46 minutos foi’l tiempu que-y llevó a González el percorrer los 450 quilómetros del Tor des Glaciers, prueba entamada per primer vegada en setiembre con motivu del décimu aniversariu de la organización del Tor des Géants, prueba de 330 quilómetros. Ente medies, el pasu de 47 collaes alpines, 8 d’elles perriba de los 3.000 metros, y más de 70.000 metros de desnivel acumuláu.

Una carrera durísima, como amuesa que de los 100 participantes namái 40 pudieren completala, finando l’asturianu nuna meritoria decimoquinta posición que pudo ameyorar de nun ser por una mancadura a falta de 40 quilómetros pal final. “Siempre faigo cróniques de les mios carreres pa la mio cuenta de Facebook, pero nesta ocasión había tanta información qu’o la resumía muncho o quedaba llarguísima, polo que decidí contar la historia de verdá nun llibru”, esplica González.

Y ye que l’aventura merezlo, porque nos Alpes atopó “la carrera más dura a la que m’enfrenté hasta’l momentu. Corrí en males condiciones climátiques, en terrenos xelaos, desiertos, altu monte…, pero en nada como nel Tor des Glaciers. Ye una carrera na que muerres y resucites a diariu, na que lleguen les alucinaciones y paranoies”, asegura.

Acoxando en meta y cola asturina na mano

‘10.306 dientro del Tor des Glaciers’ ta estructuráu como un diariu nel que González cuenta dende’l día en que s’enteró de la organización de la competición hasta la vuelta a Asturies en furgoneta. La inscripción, “nel que consiguí’l dorsal 100, el caberu”, los preparativos del viaxe, la preparación, la llegada al Val d'Outa y toles vivencies de los sietes díes de carrera queden rellataos nel llibru.

Asina, los llectores van poder metese na piel del xixonés cuando unos problemes estomacales fixeron-y vomitar el primer día, les situaciones vivíes nes cuatro primeres xornaes de mal tiempu y temperatures baxes o l’infiernu vivíu nos 40 quilómetros últimos. “Ye una carrera de nun aparar na que ye perimportante organizate. Hai que saber cuándo parar y cuántu tiempu dormir, porque llueu lo pagues”, esplica González, que nos trés primeros díes descansó una, dos y dos hores y media.

El bon tiempu de les xornaes últimes propició que’l númberu d’abandonos, un 60 % de los participantes, nun fora entá mayor. “Nunca tuvi tantes paranoies en carrera como nesta ocasión”, apunta’l deportista, que llamenta los problemes que vivió nel tramu final “por una mancadura na tibia, llegando a pensar hasta que la tenía rota”.

Finalmente, González aportaba a meta’l sétimu día, 10.306 minutos depués de la salida, acoxando y con una asturina na mano. “El mio oxetivu yera entrar ente los 10 primeros y, si nun ye polos problemes físicos, algamábalo. Por esti motivu voi repetir esti añu, dalgo que nun suelo facer coles carreres que faigo fuera”, adelanta.

La presentación, en Xixón con fecha pendiente pol coronavirus

La obra, autoeditada con una tirada de 500 exemplares y 432 páxines con delles semeyes de la prueba, contién una torna en castellanu de la historia. “Fíxela porque pensé qu’igual quedaba curtia pa un llibru, pero les 100 páxines de Word de la historia n’asturianu al maquetar el llibru quedaron en más de 200. Asina, al tar yá fecha, decidí caltenela porque creo que tamién ye positivo pa la normalización llingüística del idioma. Asitia a les dos llingües al mesmu nivel y pa munches persones de fuera va ser el so primer contautu col asturianu”, esplica.

“Ye un llibru especial que va prestar tanto a la xente que fai carreres de monte, porque va sentise indentificáu, como al restu de persones porque va descubrir una realidá nueva”, sigue González. “El llector va atopar una aventura en mayúscules”, asegura.

L’andanciu de coronavirus y les midíes aplicaes pa frenar l’espardimientu de la COVID-19 llevaron a aplazar la presentación del llibru nel llar de la xixonesa Agrupación Montañeras Astur Torrecerredo hasta que torne la vida a la normalidá, momentu nel que va salir a la venta. Una pandemia que ta afeutando al entrenamientu diariu de González y al so calendariu de competición, yá que la maratón de Pyong Yang na que diba a participar n’abril suspendióse y l’alternativa qu’escoyó tres anular el viaxe, una ultramaratón en Transilvania con salida y final nel castiellu de Bran, fortaleza que se diz que foi la vivienda del Conde Drácula, ta nel aire nestos momentos.

Contador Estadistiques