Cuando se prohibió falar n’asturianu per teléfonu nel sieglu XIX

|
Centralita telefónica

La Dirección General de Correos y Telégrafos prohibió nel añu 1896 emplegar “otros idiomas que no sean el español, francés, italiano, portugués, inglés y alemán” nes comunicaciones. Un artículu del diariu catalán ‘La Vanguardia’ citaba ente les llingües proscrites al asturianu, “so pena de ser interrumpidos los comunicantes”.

El testu d'esti periódicu, que ta faciendo viral un tweet de la cuenta @lenguaasturiana, ye d'un tiempu nel que la represión a les llingües non castellanes diose n'ámbitos como la educación, les artes o les comunicaciones.

Yera una época na qu’había pocos teléfonos, polo qu'esta obligación del organismu afeutaba principalmente a los usuarios de telegrames. La disposición de Correos fai referencia a la imposibilidá del “usu de los dialectos catalán y vascuence ni otros” que nun especifica, anque, tres citar los idiomes que sí se podíen emplegar, l’artículu del diariu catalán apunta que “dicho queda con esto que se prohibe hablar por los aparatos en catalán, valenciano, vascuence, bable y gallego, so pena de ser interrumpidos los comunicantes en su conversación por el empleado de telégrafos que tiene a su cargo el trabajo de escuchar cuanto se dice dentro de los locutorios”.

Fechada esta disposición de Correos el 23 de mayu del 1896, va facer agora 122 años, nun sería hasta 8 años depués, nel 1904, cuando'l Gobiernu presidíu por Antonio Maura autorizó espresamente les conversaciones telefóniques y los telegrames en catalán, anque de fechu la prohibición de mayu de 1896 tuvo vixente menos d'un mes.

Asina, los ciudadanos tuvieron qu’usar por obligación el castellanu. Según apunta l’artículu de ‘La Vanguardia’, el primer afectáu foi un conocíu fabricante de sederíes, al qu'un funcionariu atayó-y la comunicación y que "protestó indignado así de que se coartara su libertad de comunicación, como de que hubiera quien se enterara de asuntos que al parecer deben importarle muy poco”.

Contador Estadistiques