Conceyales culpen a los gobiernos d'Asturies y España de la situación pol plumeru de La Pampa

|
Luis García Calvo, María José Miranda, Antón Martínez Fernández y Javier Piquero charra plumeru de La Pampa

Coinciden en que los ayuntamientos tienen poques posibilidaes a la hora de lluchar contra esta especie invasora más allá de concienciar a los vecinos sobre'l problema.

#LluchandoPolaSoberanía entamó'l vienres nes Escueles de Bobes/Valbona, cola collaboración de l'Asociación de Vecinos de Bobes, l'alderique 'Plumeru La Pampa fuera d'Asturies, el papel de los conceyos na so erradicación', nel que participaron Javier Piquero, de Somos Siero; María José Miranda, d'IX Grau; Antón Martínez Fernández, de Conceyu Abiertu por Noreña; y Luis García Calvo, del PSOE de Samartín del Rei Aurelio, causando baxa finalmente Rosario Hernández, de Somos Llangréu. Toos ellos caltuvieron una posición asemeyada a la hora d'entender la invasión de la planta como un problema grave nel que los conceyos tienen una incidencia mui llendada, señalando a los gobiernos d'Asturies y España como responsables del problema.

"La competencia recai nel Gobiernu d'España; a nivel d’Asturies ye imposible, pero ello nun implica que los conceyos nun puedan facer nada: pueden llendar la espansión y concienciar sobre la problemática a los vecinos" dixo convencíu Piquero, discrepando Martínez Fernández sobre'l papel de l'alministración asturiana. "El Principáu había ser la institución principal a presionar pa que se responsabilice d’esto y el pidimientu popular al traviés de los conceyos podía axilizalo", apuntó l'edil nacionalista.

García Calvo destacó que'l control de la plaga "ye una cantidá escomanada de perres cola que nun puen cargar los conceyos; ye posible que se necesite ayuda d’Europa", y precisó que "valoramos solo l’arrinque mecánicu de les plantes; oponémonos a la quema y sobre manera a la esterminación con químicos, yá que conlleven munchísimu riesgu de contaminar los acuíferos". "En Grau’l problema ye muncho menor qu'en Siero, pero yá mos encarguemos de la localización de los principales focos de plumeru y tamos informando sobre’l problema de les especies invasores", señaló Miranda.

El problema de la especulación

Los vecinos de Valbona y Bobes noten los perxuicios de la planta invasora y señalen l'abandonu producíu tres la especulación como principal factor pa l'asitamientu del plumeru no que foron terrenos esplotaos por agricultura y ganadería. "Compraron el terrén, punxeron un polígonu que solo sirve pa garrar roña y agora tenemos el pueblu invadíu. Ye vergonzoso que mos digan que nun hai responsables", apuntaron mientres l'alderique.

Piquero destacó al respeuto que "hai que cuestionar non sólo la espansión de la especie, sinón el sistema económicu que lo permite. En terrenos llabraos y curiaos nunca espolleta".

Los ediles tamién comentaron sobre la posibilidá d'esplorar víes legales al traviés d'ordenances municipales basaes nel Real Decretu, que regula y prohíbe la tenencia d'especies invasores: esto podía obligar a retirar los plumeros de grandes propiedaes del mediu urbanu, como les de Soxepsa, yá que nel mediu rural ye competencia del Executivu asturianu. D'igual forma valoraron de manera positiva la propuesta d’una declaración institucional de conceyos en llucha contra'l plumeru La Pampa y les especies invasores en xeneral, cola fin de llevar l'asuntu a los medios de comunicación y concienciar a les vecines y vecinos sobre esta problemática.

Na semeya, García Calvo, Miranda, Martínez Fernández y Piquero, cola moderadora del alderique nel centru.

Contador Estadistiques