Canal Blogues

Arcu Lliterariu va dedicar la xornada a la normalización llingüística

Tierra alantre, la mesma fala - fai 1 hora 15 min

L’actividá n’Arcu Lliterariu nun apara y esti vienres tien programaes delles actividaes que nesta xornada van tar dedicaes a la normalización llinguística. La presentación de la espublización ‘Xixón una ciudá abierta al mar’, destinada como complementu pa los escolinos y escolines que faen un percorríu mientres el cursu per Cimavilla, va abrir a les 17.30 hores la cita. Editada pola Oficina de Normalización Llingüística de Xixón, los sos autores son Mercedes Calzada, Xurde Fernández Fernández y María Ángeles García Rodríguez, que van ta presentes nel actu xunto cola conceyala Ana Montserrat López Moro y la responsable del organismu municipal, María Xosé Rodríguez.

A les 18 hores, mentes, va principiar la parte dedicada a la normalización cola intervención de Ramón d’Andrés, que va poner una conferencia sobre delles cuestiones básiques sobre’l debate llingüísticu n’Asturies. Darréu, Fernando de la Fuente, direutor d’Asturies.com, va intervenir como representante de l’Asociación Cultural Ástura nuna presentación d’actividaes xunto con Carlos Pulgar, voceru nacional de la Xunta pola Defensa de la Llingua Asturiana, y Inaciu Galán, presidente d’Iniciativa pol Asturianu.

Por último, va tener llugar un alderique sobre la normalización llingüística nel que ta confirmada la participación de Mario del Fueyo, conceyal y voceru del grupu municipal de Xíxón Sí Puede; Manuel Couto, representante del grupu municipal d’Izquierda Xunida; Pablo González, conceyal del Partido Popular; y Humberto Gonzali, escritor y promotor cultural.

Presentaciones y Premios Timón

La xornada va finar cola presentación del llibros infantiles ‘Caricote’ de Carla Menéndez Fernández, de magar les 20 hores, y, darréu, de ‘Nun-yos tengas perceguera 2′, de Sidoro Villa Costales. Mentes, mañana al meudía, va celebrase la yá tradicional Xeremandía nel patiu del Muséu Casa Natal de Xovellanos, cola llectura de poesía n’asturianu, mirandés, gallegu y castellanu, pa depués, yá de tarde, dedicar la xornada n’El Muelle a la lliteratura mirandesa y gallega.

Arcu Lliterariu va poner el ramu’l domingu, xornada última del Festival Arcu Atlánticu, cola entrega de los Premios Timón qu’entrega l’Asociación Cultural L’Arribada, entidá que se dedica a la programación lliteraria del certame. Va ser a les 13 hores nel Escenariu Atlánticu cola presencia de los trés gallardonaos: Esther García López, X Premiu Timón, p’autores n’asturianu y gallego-asturiano; Pilar Sánchez Vicente, VII Premio Timón, p’autores asturianos en castellanu; y Ramón d’Andrés, IV Premiu Timón de Cultura Asturiana.

(d’Asturies.com, 29-06-2016)


Categoríes: Canal Blogues

West, not far

Diarios de Yoni - fai 2 hores 33 min

timba cangas


Categoríes: Canal Blogues

Güei, en LA NUEVA ESPAÑA

El blog de Xuan Xosé - fai 3 hores 31 min

(Trescribo, como davezu, los primeros párrafos)

No puedo creerloLa participación de Indalecio Prieto y el PSOE en el frustrado golpe de Estado del 3429.07.2016 | 04:01No puedo creerloXuan Xosé Sánchez Vicente Hemos asistido este mes, con motivo de la exposición "Indalecio Prieto, la razón en marcha", a un relato hagiográfico del personaje. Así, Etelvino González publica en LA NUEVA ESPAÑA un artículo que lleva el título de "Indalecio Prieto, un genial político y un patriota español". El texto se constituye fundamentalmente sobre un listado de obras realizadas o programadas para Asturies por el político socialista durante su etapa de ministro de Obras Públicas, de lo que se deducen su atención para nuestro país y su capacidad gestora como responsable ministerial.Aceptando su entusiasmo y aun su eficacia, hay que señalar que la política de obras públicas de su ministerio no hace más que continuar, en parte, lo ya puesto en marcha por Primo de Rivera y practicar lo que en aquella década constituirá la política de muchos estados (EE UU, Alemania, Italia): una intensa inversión pública, a fin de acabar con la crisis o paliar sus efectos. Más o menos valorable en sus dimensiones, pero nada nuevo, nada que no fuese consustancial a la época.En su relato en el Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA el 23 de julio, el presidente de la Fundación Indalecio Prieto, Alonso Puerta, manifestó, entre otras cosas, que "Indalecio Prieto fue maltratado en Asturies" y que "Hoy en día se reconoce a Indalecio Prieto como el mejor político asturiano del siglo XX".¡No puedo creerlo! Repaso los textos y busco otras intervenciones en torno a la exposición -la del alcalde d'Uviéu, don Wenceslao, por ejemplo- y tienen todas el mismo tono hagiográfico y la misma cualidad de mito y embaucamiento: ni una palabra sobre la participación de Indalecio Prieto y el PSOE en el frustrado golpe de Estado del 34.El golpe de Estado de octubre del 34 (que no pretendía, por cierto, una especie de restauración democrática, sino la implantación de una dictadura proletaria) propició un ambiente de guerra civil y fue un enorme desastre para Asturies: en lo material, con enormes destrozos y pérdidas, y en lo cultural; en lo humano: 1.196 muertos, 7 desaparecidos, 2.078 heridos, más los encarcelados o exilados; en lo político fue, además, un enorme embarcazu: una revolución que se pretendió general en España dejó solos a los asturianos.El 34 tuvo además consecuencias sociales cuyos efectos se prolongaron más allá de la guerra [...................................................................................................................................................]
Categoríes: Canal Blogues

Presentación d'El Caballu

El blog de Xuan Xosé - fai 4 hores 31 min
Una edición del clásicu de Bernaldo de Quirós y Benavides. Renueva la interpretación del testu y abre cuestiones lésiques y d'escritura.
Na presentación, el llunes 25 de xunetu, día Santiagu, dientro los actos del Arcu Atlánticu. Con Antón García, l'editor, y Ramón d'Andrés, que tuve l'honor que me presentase.
Les semeyes son de Carlos Espina Alonso


Categoríes: Canal Blogues

Decamerón V,8 (Boccaccio)

Al alta la lleva - fai 5 hores 41 min

[V,8] Nastagio de los Onesti, amando a una de los Traversari, gasta les sos riqueces ensin ser amáu; vase, a ruegu de los sos, a Chiassi; ellí ve escorrer un caballeru a una moza y matala y ser esta devorada por dos perros; convida a los sos parientes y a la muyer amada a una xinta, y esta ve espedazar a la mesma moza y, temiendo casu asemeyáu, toma por maríu a Nastagio.

Cuando Lauretta calló, por orde de la reina, entamó asina Filomena:
—Amables señores, como en nós s’apondera la piedá, asina tamién fai vengación de la crueldá, ríxidamente, en nós, la divina xusticia; y col envís de demostravos esto y davos materia p’aventalo dafechu de vós, préstame cuntavos una novela non menos enllena de compasión que prestosa.
»En Rávena, antiquísima ciudá de Romaña, hebo yá bonavá munchos homes nobles y xentiles, ente los qu’un mozu llamáu Nastagio de los Onesti, pola muerte’l padre y d’un tíu suyu, quedó riquísimu ensin estima. Y esti, como asocede colos mozos, tando ensin muyer, namoróse d’una fía de micer Paolo Traversaro, moza muncho más noble de lo qu’él yera, teniendo esperanza de ser pa falala a amalu per aciu les sos obres. Les que, magar foren grandísimes, formoses y ponderables, non solamente nun lu axudaben, sinón que más paecía que lu perxudicaben, tan cruel, dura y xabaz s’amosaba pa con él la mocina amada, y seique pola so singular formosura o pola so nobleza, tan enchipada y despreciatible se volviere, que nin él nin nada qu’a él-y prestare,-y prestaba a ella. Y ello yera pa Nastagio tan duro de soportar que, por mor del dolor, munches veces, dempués de dolese, viniéren-y deseos de matase; calteniéndose dempués, sicasí, propunxérese munches veces dexala perdafechu o, de poder faelo, tene-y tantu odiu como ella-y tenía a él. Mas en devanéu tomaba esti determín, darréu que paecía que, cuanto más-y faltaba la esperanza, tanto más se multiplicaba’l so amor. Perseverando, darréu, el mozu n’amar y en gastar escomanadamente, paeció-ys a dellos parientes sos qu’él mesmu y los sos haberes diben consumise de mou asemeyáu; y por mor d’ello rogánon-y y aconseyánon-y munches vegaes que partiere de Rávena y fore vivir per dalgún tiempu a dalgún otru llugar, darréu que, fayéndolo asina, diben amenorgar l’amor y los gastos. D’esti conseyu burllóse munches veces Nastagio; mas, sicasí, siendo requeríu por ellos, nun pudiendo dici-yos que non, díxo-yos qu’asina lo fairía; y fayendo faer grandes preparativos, como si a Francia o a España o a dalgún otru llugar lloñanu quixere dir, montáu d’a caballu y acompañáu por munchos de los sos amigos, salió de Rávena y foi a un llugar a unes tres milles de Rávena que se llama Chiassi; y fayendo ellí venir pabellones y tiendes, díxo-yos a los que lu acompañaren que quería quedar ellí y qu’ellos volvieren a Rávena. Atendáu, darréu, ellí, entamó Nastagio a dase la meyor vida y la más magnífica qu’enxamás se vivió, agora a estos y agora a aquellos otros convidando a cenar y a xintar, como avezaba. Y asocedió que, llegando cuasi a l’antoxana de mayu, habiendo un tiempu perbonu, y fayendo él alcordanza de la so cruel señora, ordenó a tola so familia que lu dexaren solu pa poder pensar meyor a los sos deleres, y pie delantre de pie, pensando, tresportóse a sí mesmu ata un pinal.
»Y pasada yá cuasi la hora quinta’l día y entráu bien media milla pel pinal, nun s’alcordando de comer nin d’otra cosa, paeció-y sentir, d’esmenu, un grandísimu llantu y dellos ais altísimos llanzaos por una muyer; polo que, frayando’l so dolce pensamientu, alzó la cabeza pa ver qué yera aquello y ablucó entóncenes viéndose nel pinal. Y, arriendes d’ello, mirando alantre, vio venir per una viesquina abondo mesta d’arbustinos y d’escayos, corriendo a la so escontra, una formosísima rapaza esnuda, esmelenada y esgarduñada dafechu poles cañes y polos escayos, llorando y pidiendo mercé al altu la lleva; y arriendes d’esto, vio-y a dambos llaos dos mastinos grandes y fieros, que, escorriéndola xabazmente, munches veces, de mou cruel, taragañábenla per onde la garraben; y detrás d’ella vio venir sobre un corcel negru un caballeru prietu, enfocicáu dafechu, con un estoque na mano, amenazándola a ella de muerte con pallabres espantibles y villanes. Esto púnxo-y n’ánimu a un tiempu maravía y espantu y, a lo cabero, compasión pola desventurada muyer, de la que nació deséu de lliberala d’angustia y muerte tales, si yera quien. Mas atopándose ensin armes, recurrió a coyer una caña d’arbol en llugar de bastón y entamó dir a la escontra de los perros y del caballeru.
»Mas el caballeru, qu’esto vio, gritó-y de lloñe: «Nastagio, nun te molestes, déxanos faer a los perros y a min lo qu’esta mala muyer mereció.» Y diciendo asina, los perros, garrando fuertemente a la rapaza pelos costaos, aparánonla, y allegándose’l caballeru, desmontó del caballu; y, desque a él s’averó, dixo Nastagio: «Yo nun sé quién yes tu qu’asina me conoces, mas dígote tan solo que gran vileza ye pa un caballeru armáu querer matar una moza esnuda y echa-y los perros a los costaos como si fore una fiera xabaz; yo, de xuru, he defendela cuanto pueda.»
»El caballeru, entós, dixo: «Nastagio, yo fui d’una mesma tierra que tu, y yeres tu inda un neñín cuando yo, que fui llamáu micer Guido de los Anastagi, taba muncho más namoráu d’esta que tu agora lo tas de la de los Traversari; y pola so fiereza y crueldá andevo de tal xeitu la mio desgracia que yo un día con esti estoque que tu me ves na mano, matéme desesperáu, y to condergáu a les penes eternales. Y nun pasare entá munchu tiempu cuando aquella, que de la mio muerte se contentó fuera midida, morrió, y pol pecáu de la so crueldá y pola allegría que sintió polos mios tormentos, nun s’arrepintiendo, como aquella que nun creía que con ello pecare, sinón que fixere méritos, foi y ta, de mou asemeyáu, condergada a les penes del Infiernu. Y nél, cuando ella amiyó, impunxénonnos como pena a ella y a min, a ella que fuxere delantre de min y a min, que tanto la amé, escorrela como mortal enemiga, non como muyer amada; y cuantes veces la algamo, tantes, con esti estoque, col que yo me maté, mátola a ella y ábrola pel llombu, y aquel corazón duru y esfrecíu, nel qu’enxamás fonon entrar nin amor nin piedá, xunto coles otres entrañes, como vas ver nel intre, arrínco-y del cuerpu y dó-ylo de comer a estos perros. Y, nun pasando munchu tiempu, ella, como la xusticia y la potencia de Dios quier, y como si muerta nun tuviere enxamás, resurde y de nuevo empecipia la dolorosa fuxida, y los canes y yo a escorrela. Y asocede que tolos vienres, contra esta hora, algámola equí y equí faigo l’estrozu que vas ver; y los otros díes nun cuides que nós reposamos, mas algámola n’otros llugares nos qu’ella, cruelmente, contra min pensó y obró; y volviéndome d’amante n’enemigu, como ves, conviénme escorrela d’esti xeitu tantos años cuantos meses ella foi cruel a la mio escontra. Darréu d’ello, déxame poner n’execución la divina xusticia, y nun quieras oponete a aquello a lo que nun podríes contrastar.»
»Nastagio, oyendo estes pallabres, vueltu cobarde y cuasi nun teniendo pelu enriba que nun se-y ariciare, echándose atrás y mirando a la probetaya moza, entamó esperar, apavoriáu, lo que fixere’l caballeru; quien, fináu’l so falax, a xeitu d’un can rabiosu, col estoque na mano, arrefundióse enriba la moza, que, axinoyada y caltenida fuertemente polos dos mastinos, pidía-y al altu la lleva mercé, y a aquella, con tol so puxu, dio-y per metanes del pechu y perpasóla pel otru llau. Y desque esti güelpe recibió la rapaza, cayó pámpana abaxo, siempre llorando y glayando; y el caballeru, chando mano a un cuchiellu, fendióla pel llombu, y arrincándo-y el corazón y les otres coses d’alredor, aventó-ylo a los dos mastinos, que, esgalazaos, comiénonlo nel intre. Y, nun pasando muncho, la moza, como si nenguna d’estes coses se fixere, púnxose d’esmenu en pie y entamó fuxir a la escontra’l mar, y los perros, siempres tres d’ella taragañándola; y el caballeru, vueltu montar d’a caballu y volviendo coyer el so estoque, escomenzó escorrela, y alloñánonse en pocu tiempu de manera que Nastagio nun foi quien yá a velos. Y esti, desque estes coses vio, tevo un bon cachu ente piadosu y medranosu; y dempués d’un poco viéno-y a la mente qu’esto podía vali-y de muncho, darréu qu’asocedía tolos vienres; polo que, señaláu’l llugar, volvió pa colos sos familiares, y dempués, cuando-y paeció, mandando por munchos de los sos parientes y amigos, díxo-yos: «Vós afaléstisme per llargu tiempu pa que dexare d’amar a esta enemiga mía y punxere fin al mio gastu, y yo to dispuestu a faelo si vós una gracia m’impetráis, que ye esta: que’l vienres que vien faigáis de mou que micer Paolo Traversari y la muyer y la fía y toles muyeres parientes sos, y otres que vos paeza, vengan equí a xintar conmigo. Y por qué quiero esto, vais velo entós.» A ellos paeció-ys pequeña cosa esta qu’habíen faer; y vueltos a Rávena, cuando foi tiempu, convidanon a aquellos que quería Nastagio, ya inda que foi difícil cosa poder amenar a la moza amada por Nastagio, sicasí, ellí tevo xunta les otres. Nastagio fixo preparar magníficamente de comer y fixo poner les meses so los pinos d’alredor d’aquel llugar au viere l’estrozu de la cruel dama; y fayendo sentar a los homes y a les muyeres a la mesa, dispúnxolos de mou que la rapaza amada por él quedó sentada frente per frente al llugar onde debía asoceder el fechu. Viniendo yá, darréu, la última vianda, entamanon sentir toos el ruíu desesperáu de la moza escorrida. Y ablucanon enforma y entruganon qué yera aquello y nun sabiendo dicilo nengún d’ellos, punxénonse toos en pie y mirando qué podía ser, vienon la moza doliosa y el caballeru y los perros; y nun pasare muncho cuando taben yá toos ellí ente ellos. L’espolín fíxose grande contra los perros y el caballeru, y munchos, p’axudar a la rapaza, echánonse alantre; mas el caballeru, falándo-yos como falare a Nastagio, non solamente los fixo volver atrás, sinón qu’a toos apavorió y encorrompinó de maravía; y fayendo lo qu’otra vez fixere, cuantes muyeres ellí había (qu’ellí había abondos que foren parientes de la doliosa moza y del caballeru y qu’alcordábense del amor y de la muerte d’él), toes lloraben tan míseremente como si a sí mesmes aquello-yos quixeren faer. Y llegando esti asuntu al so términu, y marchando la muyer y el caballeru, punxo a los qu’aquello vieren en munchos y estremaos razonamientos. Mas ente los que más espantu sufrió tevo la cruel moza amada por Nastagio, quien viendo y oyendo distintamente toles coses y conociendo qu’a ella más qu’a otra persona qu’ellí tuviere cincaben estes coses, alcordóse de la crueldá siempre usada por ella contra Nastagio; polo que yá-y paecía tar fuxendo delantre d’elli enraxonáu y tener los mastinos nos costaos. Y tanta foi la llercia que d’ello-y remaneció, que, col envís de qu’esto a ella nun-y asocediere, nun vía’l momentu, qu’aquella mesma nueche se-y presentó, de, camudáu l’odiu n’amor, unviar una camarera fiel de secultres a Nastagio, quien de parte d’ella rogó-y que-y prestare dir a ella, darréu qu’ella taba dispuesta a faer tolo qu’a él-y prestare. A la que Nastagio fixo responder qu’esto prestaba-y enforma, mas que, si-y prestaba a ella, con honor d’ella quería’l so prestu, y ello yera tomándola por muyer.

»La moza, que sabía que solo d’ella dependía’l ser muyer de Nastagio, fixo responde-y que-y prestaba. Polo que, siendo ella mesma la mensaxera, díxo-yos a so pá y a so ma que taba contenta de ser esposa de Nastagio, de lo qu’ellos punxénonse mui contentos. Y el domingu viniente Nastagio esposóla y, feches les sos nuncies, vivió gayoleru con ella munchu tiempu. Y nun foi esta llercia ocasión solamente d’esti bien, sinón que toles muyeres raveñanes volviénonse tan medranoses que fonon siempre dempués muncho más dondes a los placeres de los homes de lo que de mano yeren.

Categoríes: Canal Blogues

sentaba-se l berano nun piquete

froles mirandesas - fai 6 hores 3 min



agora, abaixo la lhadeira acontra adonde bota raízes la selombra, mas, hai sessenta anhos, sentaba-se l berano nun piquete i cegában-me de grima ls amarielhos de fuogo de l camino, calcetado cula matéria que un die habie de salir pulas puntas de ls dedos arrepassados pulas frechas de las arreganhas de las trigueiras, zaspero de nun achar berde adonde pacíran lhargos anhos, las fuontes drobadas al çurriago manso de ls airicos, las palabras batendo sues alas carregadas de mimória; quei te poderei dezir agora se ls uolhos yá mal te ban alhá de ls passos de nubrina? talbeç que Mozart te pintaba a la tarchica, mas nun hai modo de sanares de ls suonhos que un die me sumbreste puis cul braço sumbrador se te fui la claridade, agora que ralamente tapas l pelo cul lhienço i mais çclaradamente se bei adonde se te colgou l eimbierno; bien gustarie de te saber ls caminos que arrepassórun zertos i outibales, mas las piernas yá nun te áchan modo de ls dezir i la gana nun te chega a rumper ls dies nubrados; ls que agora me guárdan la soledade de l camino tórnan mais claro l cuntraste de la selombra, déixan-me las lhágrimas mais a la borda de l portielho; cumo m’ancarambina esta calor que ben de ls anhos a roçar uns ne ls outros, licion de ls ampeços de quando l fuogo se çcubriu, i a cada die se négan a ser las mortalhas que de todo you se me debélgan; assi i todo, inda queda ua spera que, de serena, nunca ha de tener priessa, assi cumo apedurar l camino cúrtio a fazer rendir las guapas bistas, inda queda l correr líquido de la dureç de ls dies dóndios, las fuontes de la música, la brecha na barrila de ls anhos por adonde se bai sumindo l tiempo húmado, mas sobra-me siempre ua risa i un aceinho a la madrugada.

Júlio 29, 2010, in fuontes de l aire
Categoríes: Canal Blogues

Iniciativa pol Asturianu participa na Xornada sobre normalización llingüística del Arcu Atlánticu de Xixón

Inaciu Galán y González - fai 13 hores 46 min

Iniciativa pol Asturianu participa esti vienres 29 de xunetu de magar les 18:00 hores na Xornada sobre normalización llingüística organizada nel Arcu Atlánticu de Xixón. Sedrá na Carpa Espaciu Pallabres, nel Puertu Deportivu de la villa de Xovellanos.

La xornada va entamar con una conferencia de Ramón d’Andrés sobre delles cuestiones básiques acerca del debate llingüísticu n’Asturies. Darréu va faese una charres curties con Inaciu Galán (Iniciativa pol Asturianu), Carlos Pulgar (Xunta pola Defensa de la Llingua Asturiana) y Fernando de la Fuente (Asociación Cultural Ástura)

L’actu va pesllase con un alderique sobre la normalización llingüística del asturianu nel que van intervenir Mario del Fueyo (conceyal y portavoz del Grupu Municipal de Xíxón Sí Puede), Manuel Couto Noriega (representante del Grupu Municipal d’Izquierda Xunida), Pablo González (conceyal del Grupu Municipal del Partido Popular) y Humberto Gonzali (escritor y promotor cultural)

Fonte: Iniciativa pol Asturianu 


Categoríes: Canal Blogues

Arreyos al Diccionariu asturianu-castellanu (CCLXXXVIII)

Tierra alantre, la mesma fala - 28 Xunetu, 2016

XUAN XOSÉ SÁNCHEZ VICENTE

Sigo colos arreyos y modificaciones al mio Diccionariu asturianu-castellanu.

topizu, m. Cuerpo extraño que se introduce en un ojo..
torbellín, m. Torbelino, remolino de viento. || 2. Persona muy traviesa.
tornaagües, V. Tornagües.
tornagües, m. Revestimiento de tablas que tienen por la parte exterior de los corredores algunos hórreos y paneras, a fin de proteger contra la lluvia, cuando cae ladeada, lo que se guarda en los corredores o en el caramanchón. || 2. Pequeña cornisa de madera o piedra que, con la misma finalidad, se pone sobre las ventanas.
tornar, v. tr. Impedir el paso. || 2. Alejar alguna cosa. || 3. Detener, contener. || 4. Hacer dar la vuelta. || 5. Traducir. || 6. Devolver alguna cosa prestada. || 7. intr. Regresar, volver. || 8. prnl. Convertirse o transformarse en alguna cosa. || Tornar nún, recuperar el conocimiento. 2 Darse cuenta de alguna cosa.

(d’El Blog de Xuan Xosé, 25-07-2016)


Categoríes: Canal Blogues

Izquierda Xunida y l’Arcu Atlanticu

Trabayu de Campu - 28 Xunetu, 2016

Nel diariu “El Comercio” d’esti día, lleo unes declaraciones d’una conceyala d’Izquierda Xunida, de nome Ana Castaño, criticando la esistencia del Festival del Arcu Atlánticu, de magar la presentación de cuentes fecha por esi festival a la comisión correspondiente del Ayuntamientu de Xixón. Asina frases como “tiene poco sentido”, o que deberíen dedicase esos recursos a “actividades de difusión de la lectura o a la Red de Museos”, o llamentase de que los organizadores de la Selmana Negra piden más axudes publiques, vienen ellí recoyíes. Y too ello, porque esti festival –diz doña Ana- ye una “marca” de Foro pa contraponer a la Selmana Negra. Curiosamente, y depués de dicir que ye “un derroche”, mostróse a favor de tener rellaciones con otros conceyos y otres ciudades atlántiques, pues la representación d’éstes ye mui probe. Y digo curiosamente, porque eso lo que fadría ye xubir el coste total del presupuestu lo que ya sedría un doble derroche.

Nun entiendo mui bien esa oposición testerona escontra un festival que promueve una vía que, durante munchos sieglos, fue la principal que xunió a Asturies col restu del mundu. La nuestra cultura, por más que se quieran traer toros y sevillanes, ye l’atlántica y non la mediterranea, y vezos, músiques, gastronomía, mitoloxía y etnoloxía en xeneral compartímoslos colos nuestros vecinos atlánticos.

La Selmana Negra, ta organizada por una asociación particular, con ánimu “de lucro”, de tal manera que cobren unos precios nada espreciatibles a los qu’ellí quieran instalase, incluyíes les llibreríes, claro, lo cuál yá sería un motivu pa qu’Izquierda Xunida, tan defensora de “lo público”, defendiere más un eventu entamáu por un ente públicu, ensin ánimu de lucro, como ye un ayuntamiento, qu’una asociación que cuenta con perres de tolos xixoneses, en forma subvención, más lo que saca d’otros ingresos, pal so propiu beneficiu. Por cierto, que sería deseyable conocer l’estáu total de cuentes d’esa asociación y lo que cobra pola instalación de les empreses qu’ellí s’asitien. Si yá se fizo público, la verdá ye que se-y dio bien poca publicidá.

Soi a entender que’l PSOE, que fue’l que punxo en marcha esi “chiringuito” col ínclitu Taibo a la cabeza, critique tolo que-y quite protagonismu a la so Selmana, yá lo fizo con otros eventos tamién multitudinarios. Pero nun acabo atalantar qu’un grupu como Izquierda Xunida caiga na torpeza de querer eliminar un festival con gran proyeición y asturianía, sólo porque l’entamador del mesmu seya un grupu contrariu del ayuntamientu de Xixón. N’eso “Xixón Sí Puede” da-yos más d’una lleición.

Categoríes: Canal Blogues, Recomendaos

Presentación d'El caballu

El blog de Xuan Xosé - 28 Xunetu, 2016
Una edición del clásicu de Bernaldo de Quirós y Benavides. Renueva la interpretación del testu y abre cuestiones lésiques y d'escritura.
Na presentación, el llunes 25 de xunetu, día Santiagu, dientro los actos del Arcu Atlánticu. Con Antón García, l'editor, y Ramón d'Andrés, que tuve l'honor que me presentase.
Les semeyes son de Carlos Espina Alonso.


Enantes, na tertulia previa sobre la lliteratura reciente. Con Humberto Gonzali.


Categoríes: Canal Blogues

PROGRAMA XUEVES 28 DE XUNETU

18:00

Carpa Espaciu Pallabres, Puertu Deportivu

16.md.castellano

MESA DE DEBATE La literatura en castellano y su relación con el entorno, Intervienen Juan Ignacio González, Aurora García Rivas y Humberto Gonzali.

20:30

Carpa Espaciu Pallabres, Puertu Deportivu

18.p.herrumbre

PRESENTACIÓN Delirios de la Herrumbre, de José María Aladro Montañés, Ángel Lorenzo Cuesta Iglesias y Francisco Izquierdo Vallina

21:00

Carpa Espaciu Pallabres, Puertu Deportivu

19.p.el-remdiu

PRESENTACIÓN El remediu, de Daniel García Granda


Categoríes: Canal Blogues

Estaya de la Llingua organiza el viernes la primera visita guiada en asturiano

Tierra alantre, la mesma fala - 28 Xunetu, 2016

PABLO ANTÓN

La Estaya de la Llingua del Ayuntamiento de Avilés organiza 3 visitas guiadas en asturiano, gratuitas, a sitios emblemáticos del Concejo. Con el título de “CaleyAvilés”, se van a visitar los espacios que vienen a continuación: playa de San Xuan, dunas de L´Espartal y charca de Zeluán, parque Ferrera y casco histórico de la ciudad.

Las visitas empiezan este viernes en la playa de San Xuan, dunas de L´espartal y charca de Zeluán. las personas participantes van a entender de una manera sencilla la dinámica costera y los diferentes ambientes costeros de la zona: estuarios, marismas, playa y dunas. Las explicaciones correrán a cargo de Verónica Álvarez Cachafeiro, geóloga, guía-intérprete del patrimonio y consultora de medio ambiente, turismo y desarrollo rural.

Está prevista la salida en autobús a las 16:30 horas desde Avilés hasta la playa de San Xuan donde estará esperando la guía para empezar la visita a las 17:00 horas. La duración es de tres horas y media. Cuando se termine la visita, a als 20:30, recogida de visitantes en la playa de San Xuan y vuelta en autobús en dirección a Avilés. Se recomienda llevar calzado cómodo. El Punto de encuentro: El Carbayedo (delante de Casa Tataguyo).

Las plazas para cada una de las visitas es de 20 personas. Para inscribirse: por teléfono, llamando al número de la Estaya 985 54 55 08; por correo electrónico en la dirección que viene a continuación: estayallingua@ayto-aviles.es o presencial en la Casa municipal de Cultura de Avilés (plaza Domingo Álvarez Acebal, 2, primer piso).

(de La Nueva España, 26-07-2016)


Categoríes: Canal Blogues

Zenízio - Atebidade cultural

froles mirandesas - 28 Xunetu, 2016




http://www.cm-mdouro.pt/frontoffice/pages/155?event_id=77
Burro I L Gueiteiro” estão a chegar. De 27 a 31 de Julho a Aldeia de Genísio, Especiosa e São Martinho de Angueira, no Concelho de Miranda do Douro, recebem mais uma edição desta iniciativa que leva até ao planalto mirandês um ambiente de festa.
Categoríes: Canal Blogues

Arreyos al Diccionariu asturianu-castellanu (CCXC)

El blog de Xuan Xosé - 28 Xunetu, 2016



Sigo colos arreyos y modificaciones al mio Diccionariu asturianu-castellanu.
tortoria, f. Hocico, parte delantera de la cara, donde están la boca y los labios. || 2. Enfado, enojo. || 3. Hocico del cerdo. || 4. Pequeño palo en que las hilanderas van enrollando el hilo.toyer, v. tr. Estropear, dañar. || 2.Ensuciar, emporcar. || 3. Dar una paliza excesiva. || 4.prnl. Enfermar. || 5. Dolerse o estropearse un miembro. || 6. Quedar impedido de un miembro.toyíu, ida, ío, p. p. de toyer. || 2. adj. Enfermo. || 3.Dolorido. || 4. Tullido. || 5. Estropeado. ||6. Baldado.tozu, m. Árgoma. || 2. Aulaga. || 3. Tocón que queda en tierra después de segada la caña del maíz. || 4. Parte de hierba que dejan sin comer las vacas en los prados, que puede ser aprovechada después por las caballerías. || 5. Caña del maíz. || 7. Tronco de la berza. || 7. Variedad de roble. || 8. Pedazo grande de algo.
trabatel, m.   Pequeña cornisa de madera o piedra que, con la finalidad de proteger de la lluvia, se pone sobre las ventanas.
Categoríes: Canal Blogues

Arreyos al Diccionariu asturianu-castellanu (CCLXXXVII)

Tierra alantre, la mesma fala - 27 Xunetu, 2016

Sigo colos arreyos y modificaciones al mio Diccionariu asturianu-castellanu.

toldar, v. tr. Cubrir con un toldo. || 2. intr. Nublar el cielo. || 3. Empañarse los cristales. U. m. c. prnl.
toldáu, ada, ao, p. p. de toldar. || 2. adj. Encapotado, nublado. || 3. Dañado en un miembro o inútil en él.
toletar, v. tr. Cargar con una persona o cosa. || 2. Llevar algo sin ganas. || 3. Aguantar, soportar.
tolinada, f. Pesca que se hace echando el boliche en el espacio en que los delfines tienen cercada la sardina. || 2. Conjunto de delfines. || A tolinaes, pesca que se hace echando el boliche en el espacio en que los delfines tienen cercada la sardina.
tona1, f. Trueno. || 2. Tormenta con aparato eléctrico y truenos.

(d’El Blog de Xuan Xosé, 24-07-2016)


Categoríes: Canal Blogues

La llingua asturiana, desde la cuna

Tierra alantre, la mesma fala - 27 Xunetu, 2016

PABLO ANTÓN

La llingua asturiana empezará a formar parte de la vida de los avilesinos casi desde que nacen. El Hospital San Agustín entregará a los padres “El llibru pa lo más piquiñín de casa”, donde podrán incluir información de los bebés, fotografías de recuerdo, su peso… La concejala de Cultura de Avilés, Yolanda Alonso; la subdirectora médica del Hospital Universitario San Agustín, Elena Llorente, y la responsable de la Estaya de la Llingua, Montserrat Machicado, fueron las encargadas de presentar ayer esta iniciativa, que se suma a las realizadas en los concejos de Carreño, Gijón, Lena y Siero.

El libro, escrito íntegramente en asturiano, cuenta con varios apartados para incluir información de los niños y también hay una serie de apartados con “palabras que gustan o nombres para niños y niñas”. Yolanda Alonso, concejala de Cultura, destaca que con esta iniciativa se pretende “fomentar la cultura y la lengua asturiana a través de lo más valioso, que es un niño”. “El objetivo es la transversalidad de la lengua asturiana. La cultura y la lengua asturiana tiene que estar en muchas otras actividades y eventos y no solo en las de la Estaya de la Llingua”, aseguró Yolanda Alonso. Montserrat Machicado, responsable de la Estaya de la Llingua, organismo enfocado a la normalización de la Llingua, señala que “lo principal es que la Llingua salga de la oficina”. Machicado, se muestra satisfecha por la colaboración con el Hospital San Agustín porque “supone la esencia de la normalización de la lengua asturiana”.

Elena Llorente, subdirectora médica del Hospital San Agustín, describe la iniciativa como “entrañable” y destaca las ganas del equipo médico de poder colaborar en este proyecto, por el cual se llegarán a distribuir unos 450 ejemplares del libro entre todos los recién nacidos en el Hospital San Agustín.

(de La Nueva España, 23-07-2016)


Categoríes: Canal Blogues

Decamerón V,5 (Boccaccio)

Al alta la lleva - 27 Xunetu, 2016

 [V,5] Guidotto de Cremona dexa a Giacomin de Pavia una neña y muerre; a la que Giannol de Severino y Minghino de Mingole amen en Faenza; amárrense; descúbrese que la moza ye hermana de Giannole y dase por muyer a Minghino.

Rieren tanto toles muyeres, escuchando la novela’l reiseñor, que tovía, magar Filostrato acabare de novelar, non por ello podíen parar elles de rir. Sicasí, desque rienon un cachu, dixo la reina:
—De xuru, si ayeri nos aflixesti, divertiéstinos güei tanto que nenguna nun pue quexase de ti con razón.
Y volviendo a Neifile les pallabres, ordenó-y que novelare; y esta, gayasperamente, asina entamó falar:
—Darréu que Filostrato, razonando, entró en Romaña, a min va préstame, asemeyadamente, andar daqué per ella pasiando col mio novelar.
»Digo, darréu, que moranon yá cuantayá na ciudá de Fano dos llombardos, de los qu’ún foi llamáu Guidotto de Cremona y l’otru Giacomin de Pavia, homes yá d’edá y que pasaren la so xuventú cuasi siempre en fechos d’armes y como soldaos. Y llegándo-y la hora la muerte a Guidotto y nun teniendo esti nengún fíu nin otru amigu o pariente en quien más s’esfotare qu’en Giacomin, dexó-y una fía suya d’unos diez años d’edá y lo qu’él en mundu tenía, falándo-y muncho de los sos asuntos, y morrió darréu.
»Asocedió, nesti tiempo, que la ciudá de Faenza, que tuviere llargamente en guerra y en mala ventura, volvió dalgo a meyor disposición, y concedióse llibremente, a tou aquel que quixere volver ellí, que pudiere faelo; y por mor d’ello Giacomino, qu’otres veces viviere ellí y que-y prestare la estancia, volvió allá con toles sos coses, y llevó con él a la neña que-y dexare Guidotto, a la qu’elli como propia fía amaba y trataba. Y medrando esta, fíxose una moza formosísima, tanto cuanto cualquier otra qu’entós hubiere na ciudá; y asina como yera de formosa, yera de cortés y honesta; y por mor d’ello, entamanon cortexala dalgunos, mas, sobre toos, dos rapaces abondo gayardos ya igualmente de bien, punxenon nella grandísimu amor, tanto que, por celosía, entamanon tenese un odiu escomanáu; y llamábase ún Giannole de Severino y l’otru Minghino de Mingole.
»Y nengún d’ellos, teniendo ella quince años d’edá, nun la tomare de bon aquel por muyer si los sos parientes lo sufrieren; pero, viendo que per honesta ocasión-ys la vetaben, dedicóse caún d’ellos a tentar d’algamala d’aquel xeitu que meyor pudiere. Tenía Giacomino en casa una criada d’edá y un criáu que tenía por nome Crivello, persona célebre y mui falante; al que Giannole, familiarizándose muncho con él, cuando tiempu-y paeció, descubrió’l so amor ensembre, rogándo-y qu’a algamar el so deséu-y fore favoratible, prometiéndo-y grandes coses si lo faía.
»A lo que Crivello dixo: «Mira, nesto nun vo poder faer otro por ti nun siendo, cuando Giacomino marche a dalguna parte a cenar, metete onde ella tea, darréu que, si quixere yo dici-y daqué por ti, ella nun quedaría enxamás a escuchame. Esto, si te presta, prométotelo y vo faelo; fai tu dempués, si sabes, lo que creas que tea bien.» Giannole díxo-y que nun quería más y apautánonse nesto. Minghino, per otru llau, garrare confianza cola criada y, per aciu d’ella, tanto fixere qu’ella munches vegaes llevára-y embaxaes a la moza y cuasi col so amor la amburiare; y, arriendes d’esto, prometiére-y metelu con ella si asocediere que Giacomino, por dalguna ocasión, anduviere pela nueche fuera de casa. Asocedió, darréu, non munchu tiempu dempués d’estes pallabres que, per obra de Crivello, Giacomino foi con un amigu a cenar; y fayéndo-ylo saber a Giannole, apautó con él que, cuando-y fixere una cierta señal, viniere y que diba atopar la puerta abierta.
»La criada, d’otru llau, nun sabiendo nada d’esto, fixo saber a Minghino que Giacomino nun cenaba ellí, y díxo-y qu’anduviere cerca la casa, de mou que cuando viere una señal qu’ella-y fixere, viniere y entrare adientro.
»Llegada la nueche, nun sabiendo los dos amantes nada l’ún del otru, y sospechando caún del otru, con dellos compañeros armaos, fonon a entrar en posesión d’aquella; Minghino, colos sos, mangóse en casa d’un amigu d’él vecín de la moza a esperar pola señal; Giannole, colos sos, quedó dalgo alloñáu de la casa. Crivello y la criada, nun tando ellí Giacomino, inxeniábenseles pa quitase d’en medio l’ún al otru. Crivello dicía-y a la criada: «¿Cómo nun vas dormir yá? ¿Qué faes abeyando per casa?» Y la criada dicía-y a él: «Y tu ¿por qué nun marches col señor? ¿Qué esperes yá equí, desque cenesti?» Y asina l’ún nun yera pa faer camudar de sitiu al otru. Mas Crivello, conociendo que llegare la hora apautada con Giannole, dixo pa sí: «¿Por qué m’esmolezo por esta? Si ella nun calla, va tener lo suyo»; y, fecha la señal apautada, foi abrir la puerta y Giannole, llegáu con dos de los sos compañeros, entró dientro darréu y, atopando a la moza na sala, garróla pa llevala con él. La moza entamó resistise y dar glayíes, y la criada de mou asemeyáu; y sintiendo esto Minghino, de sutaque, corrió alló colos sos compañeros, y viendo sacar yá a la rapaza pela puerta, sacando les espades, gritanon toos: «¡Alto, traidores, muertos tais!; la cosa nun va ser como pretendéis; ¿qué fuercia ye esta?»; y dicho esto, entamanon firir per ellos. Y, d’otru llau, la vecindá, saliendo afuera al espolín, con lluces y con armes, entamanon condergar aquello y axudar a Minghino; polo que, dempués d’una llarga amarraza, Minghino quitó-y la moza a Giannole y volvió llevala a casa Giacomino. Y nun acabare entá la engarradiella cuando los soldaos del capitán de la ciudá aprucienon ellí y prindanon a munchos d’ellos; y ente los otros fonon presos Minghino y Giannole y Crivello, y llevánonlos a prisión. Mas, apaciguada dempués la cosa y volviendo yá Giacomino, que taba mui enraxonáu por mor d’esti accidente, y esaminando esti cómo fore’l casu y atopando qu’en nada nun tenía culpa la moza, aseló daqué, proponiéndose, col envís de que casu asemeyáu nun-y asocediere más, casala tan aína como fore quien. Llegada la mañana, los parientes d’una y otra parte, viendo la verdá del asuntu y conociendo’l mal qu’a los mozos presos podía siguir si Giacomino quería faer lo que razonablemente podía, fonon énte él y, con dolces pallabres, rogánon-y qu’a la inxuria recibida pola poca sencia de los mozos nun mirare tanto cuanto al amor y a la benevolencia que creyíen qu’él-yos tenía a los que-y rogaben, ufriéndose dempués ellos mesmos y los mozos que’l mal fixeren a toa enmienda qu’a él-y prestare desixir.
»Giacomino, que que viere munches coses na so vida y yera de bon sentimientu, respondió brevemente: «Señores, si yo tuviere en mio casa como to na vuesa, téngome por tan amigu vuesu que nin nesto nin en neguna otra cosa nun fixere sinón cuanto vos prestare; y, arriendes d’esto, más debo plegame a la vuesa voluntá en cuantes qu’a vós mesmos vos ofendiestis, darréu qu’esta moza, seique como munchos camienten, nun ye de Cremona nin de Pavia, sinón que ye faentina, inda que nin yo nin ella nin aquel de quien yo la obtuvi nun supiemos enxamás de quién yera fía; polo que d’aquello que me rogáis tanto he faer cuanto seya quien.» Los valerosos homes, oyendo qu’aquella yera de Faenza, ablucanon; y dando gracies a Giacomino pola so arrogante respuesta, rogánon-y que-y prestare dici-yos cómo-y llegare ella a les manes y cómo supiere qu’ella yera faentina; a los que Giacomin dixo: «Guidotto de Cremona foi’l mio compañeru y amigu; y llegándo-y la hora la muerte díxome que cuando esta ciudá foi prindada pol emperador Federico, andando al robu de cualquier cosa, entró colos sos compañeros nuna casa y alcontróla, tremada de ropa, abandonada polos sos habitantes, sacantes solamente esta neña, quien, d’unos dos años d’edá, a él, que xubía peles escaleres, llamó padre. Y por mor d’esto, sintiendo compasión por ella, llevóla consigo a Fano xunto con toles coses de la casa; y morriendo ellí, dexómela a min colo que tenía, ordenándome que, cuando fore tiempu d’ello, la casare ya-y diere en dote aquello que fore suyo. Y llegada a la edá de tener maríu, nun fui quien a poder dala a persona que me preste; mas he faelo de bon aquel primero que m’asoceda otru casu asemeyáu al d’ayeri pela nueche.» Había ellí, ente otros, un Guiglielmino de Medicina, que tuviere con Guidotto naquel asuntu y conocía perbién qué casa yera la que robare Guidotto; y viéndolu ellí ente los otros, acercóse a él y díxo-y: «Á Bernabuccio, ¿tu oyes lo que Giacomin diz?» Dixo Bernabuccio: «Sí, y tuvi hai poco pensando nello, darréu que recuerdo que naquel turdeburde perdí una fiína de la edá que Giacomin diz.» A lo que Guiglielmin dixo: «De xuru, esta ye ella, darréu que yo atopéme yá tiempu en parte u oyí a Guidotto estremar ónde fixere’l robu y conocí que fore na to casa; y poro, fai alcordanza de si per dalguna señal creeríes reconocela y búsca-yla, que vas atopar firmemente qu’ella ye la to fía.» Polo que, pensando Bernabuccio, alcordóse de qu’ella debía tener un repuelgu a xeitu d’una crucina sbre la oreya esquierda, por mor d’una nacida que-y fixere quitar poco enantes d’aquel accidente; polo que, ensin allancia dala, acercándose a Giacomino, qu’inda taba ellí, rogó-y que lu llevare a so casa ya-y dexare ver a esta moza.
Giacomino aduciólu ellí de bon aquel y fíxola venir delantre d’él. Y cuando Bernabuccio la vio, paeció-y ver dafechu’l rostru de la madre d’ella, qu’inda yera muyer formosa; mas, sicasí, nun se conformando con esto, díxo-y a Giacomino que quería como gracia poder llevanta-y un poco’l cabello sobre la oreya esquierda, de lo que tevo contentu Giacomino. Bernabuccio, averándose a ella, que taba vergoñosa, llevantó-y cola mandrecha’l cabello, y vio la cruz; y conociendo entós verdaderamente que yera la so fía, entamó llorar tienramente y a abrazala, inda qu’ella s’escabullere. Y vueltu a Giacomin díxo-y: «Mio hermanu, esta ye la mio fía; la mio casa foi aquella que Guidotto robó, y esta, nel furor sópitu, foi escaecida dientro pola mio muyer y so madre, y ata equí creyéremos qu’ella, na casa, qu’aquel mesmu día quemó, quemare tamién.»
»La moza, sintiendo esto y viendo l’home d’edá y dando a les pallabres fe y afalada por atapecida virtú, sosteniendo los sos abrazos, entamó llorar tienramente con él. Bernabuccio, nel intre, mandó pola madre d’ella y por otros parientes sos, y poles hermanes y polos hermanos d’ella; y amosándo-yosla a toos y cuntándo-yos los fechos, dempués de milenta abrazos, y fecha un gran fiesta, tando Giacomino percontentu, llevóla consigo a so casa.

»Sabiendo esto’l capitán de la ciudá, que yera home de prol, y conociendo que Giannole, al que tenía presu, yera fíu de Bernabuccio y hermanu carnal d’aquella, pensó pasar per alto, mansulinamente, la falta cometida por él; y permediando nestes coses, con Bernabuccio y con Giacomino en xunto, fixo faer les paces a Giannole y a Minghino; y a Minghino, con gran prestu de tolos sos parientes, dio-y por muyer a la moza, que tenía por nome Agnesa, y xunto con ellos lliberó a Crivello y a los otros que prindaren por esta razón. Y Minghino, contentísimu, fixo darréu nuncies formoses y grandes y, llevándola a casa, vivió dempués con ella munchos años en paz y felicidá.
Categoríes: Canal Blogues

Pages