Canal Blogues

Bien, asina ye la cosa…

Bukowski N'Ast - 27 Xunetu, 2015


A vegaes cuando too paz dir de malen piorcuando too conspiray escomey les hores, díes, selmanesañospaecen desperdiciaostumbáusobre la mio camana escuridámirando pal techucamiento lo qu’a munchos abultará-yosun gafu pensamientu:aínda ye agradable ser Bukowski.
Categoríes: Canal Blogues

Genaro Alonso sustitúi a González al frente d'Educación y Cultura

Falar y lleer - 27 Xunetu, 2015
Na semeya, Genaro Alonso nuevu Conseyeru d'Educación y miembru de númberu de l'ALLA
Asturies, 27 Xunetu, 2015 por Pablo R. Guardado
   El filólogu ayerán, non afiliáu a la FSA-PSOE, ye miembru de númberu de l'Academia de la Llingua Asturiana. Javier Fernández caltién a cuatro de los ocho conseyeros de la llexislatura anterior.   Doctoráu nel 1989 pola Facultá de Filoloxía de la Universidá de Lleón cola tesis 'La transposición sintáctica en español: los transpositores relativos', ye autor de la versión asturiana del famosu rellatu de Leopoldo Alas 'Clarín', 'Adiós Cordera', espublizada nel 1987 y reeditada nel 1992. Nel 1990 dio a estampa’l volume didácticu 'Exercicios prácticos de llingua asturiana' y tien publicaos artículos a esgaya sobre cuestiones pedagóxiques, de gramática funcional y sobre'l romanceru en revistes como 'Lletres Asturianes', 'Archivum' o 'Escuela Española'Ye inspector d'educación dende'l 1994, y ente'l 2001 y 2007 presidió l'Asociación de Inspectores de Educación de Asturias (ADIDE).   Alonso va sustituyir a Ana González, conseyera que nun cumpliera la promesa de crear la especialidá docente de Llingua Asturiana y Gallego-asturiano nesta llexislatura última. Algamar dicha especialidá y l'adaptación de la LOMCE van ser los retos principales del ayerán.Restu del Executivu               A esti cambiu n'Educación y Cultura hai qu'añadir el de les conseyeríes d'Emplegu, Industria y Turismu, cola entrada de Francisco Blanco por Graciano Torre; na de Sanidá, con Francisco del Busto por Faustino Blanco; y na de Servicios y Derechos Sociales; con Pilar Varela por Graciela Blanco. Continúen Guillermo Marnítez Suárez al frente de Presidencia y Participación Ciudadana; Dolores Carcedo, de Facienda y Sector Públicu; Belén Fernánez González, d'Infraestructures, Ordenación del Territoriu y Mediu Ambiente; y María Jesús Álvarez González, de Desarrollu Rural y Recursos Naturales. Fonte: Asturies.com
Categoríes: Canal Blogues

Unos alumnos mui aventaxaos

Trabayu de Campu - 27 Xunetu, 2015

L'elisirLa International Opera Studio ye una organización surdía en Zurich, nos años sesenta, que tien como oxetivu preparar a un grupu d’alumnos del “bel canto”, a entrar dafechu na música profesional. Llóxicamente escueyen pa ello a los más destacaos, depués de pasar un rigurosu esamen. Tienen sedes en delles ciudaes del mundu y agora abren una n’España, precisamente en Xixón, tres firmar un contratu col Ayuntamientu. La primera amuesa pública del so trabayu ta dándose estos díes nel Teatru Xovellanos, con dos representaciones -sábadu y domingu- de la famosa ópera de Donizetti L’elisir d’amore. La nota curiosa ye que, pa dar oportunidá a tolos cantantes escoyíos, l’elencu de los dos díes ye distintu.

Tuvi la oportunidá de ver la obra’l sábadu 25, y a ella voi remitime nel mio comentariu. Lo primero que quiero apuntar ye que naide diría que los intérpretes, toos ellos, nun son yá profesionales y que s’alcuentren entovía aprendiendo, porque’l nivel de la ópera, tanto no que ye’l cantu, como l’actuación teatral, nun desmerez de munchos de los elencos profesionales de los que pasaron per Uviéu o Xixón últimamente.

La obra de Donizetti, enmarcada no que se llama una “ópera bufa”, en realidá nun lo ye tanto, pues tien partes que podríemos asitiar nel melodrama, siempre salváu por dalgún chispazu d’inxeniu que-y quita seriedá. L’argumentu nun ye novedosu: el mocín -Nemorino- un rapaz un poco fatu, ta perdidamente namoráu d’Adina, que nun-y fai munchu casu porque prefier cambiar de mozu cada poco pa divertise y pasalo bien. Pel pueblu pasa un vendedor ambulante, tramposu y engañador, que viende “elisires” que lo curen too. Y tamién, claro, tien un pa que les moces caigan rendíes a los pies del que lu tome. Pa qué quier más Nemorino… Asina, y depués d’una serie enriedos, el protagonista hereda una fortuna d’un tíu que muerre, y les moces andan tres d’él a cazalu camentando ésti que ye por mor del elisir. A la fin, Adina y Nemorino terminen xuntos que ye de lo que se trataba dende’l principiu.

Nel capítulu de méritos yo pongo en primer llugar a la soprano Cristina Toledo –Adina- inmensa tola obra, col papel más llargu y dramáticu. Siempre segura nos tonos altos y con una dicción perfeuta. Llueu prestáronme muncho los coros, que tán n’escena tol tiempu, y canten y actúen divinamente enllenando la escena cola so presencia. Cumplidores el baxu Antoin Kessel -Dulcamara, el vendedor tramposu-, mui bien na interpretación y dalgo menos na canción, dalguna vez “comíu” pola orquesta. En cuantes al protagonista, el tenor Quintín Bueno –Nemorino- cumplió ensin escedese, meyor na segunda parte que na primera. El públicu aplaudiólu muncho, inclusive con bravos, nel aria Una furtiva lacrima, pero ye que ye tan guapa y conocida que paez cuasi obligao, pero a min paezme que nun hubo pa tanto, pues ye un aria non demasiao esixente pal cantante y mui reconfortante’l cantala. Fue’l menos bonu del elencu.

En resume, un mui dignu Elisir d’amore, y una gran aportación de la International Opera Studio a la nuestra ciudá y a la ópera en xeneral. Yo voi sacar yá les entraes pa esa Boheme que nos ufiertarán en setiembre.

Categoríes: Canal Blogues, Recomendaos

Abella (d'Enric Valor)

Al alta la lleva - 27 Xunetu, 2015
[Traducción inédita de Pablo Suárez García dende les Rondalles valencianes d'Enric Valor]


Ello yera una vez un matrimoniu que vivía na elevada villa de Banyeres, na sierra de Mariola. Teníen tres fíes. Al home llamáben-y Jaumet de la Barcella y yera un comerciante de texíos. Fora a más a fuercia estrecheces y aforros, y tamién de xera: agora tenía xarrecina pa dir a Alcoi y Ontinyent a mercar faxes y ropa, y a vegaes más lloñe, perlloñe… a Valencia.

La muyer de Jaumet, Roseta, casárase con él cuando yera vilba y con dos fíes, Girgolaina y Murgulina. Ellos tuvieren otra, Abella, roxa de cabello y ñacarada de piel.

Les hermanastres nun yeren, nin de lloñe, tan guapines como Abella, y conforme diben medrando garráron-y celos enforma.

Una vez, cuando yá Abella cumpliera los quince años, a Jaumet salió-y dientro la mesma villa de Banyeres un competidor fuerte, qu’instaló una tienda de ropa delantre mesmo del so comerciu. Una mañana, Roseta entró toa azotada a so casa y dixo al home:

—Jaumet, sal y ve pelos tos propios güeyos la tela que Genís mangó colgada como  amuesa a la puerta la tienda. Ye maraviosa y equí nun tenemos más qu’antigüedaes…

Jaumet salió y comprobó que Roseta tenía razón.

Aquella mesma nueche decidieron que teníen que dir a Valencia a comprar teles de seda y de velludu. Al amanecerín, dempués de preparalo too, Jaumet despidióse de la fía y les fiastres:

—Mios fíes, dicíime qué queréis que vos traiga de Valencia.

—A min, una capa de piel bien blanco y sedoso —dixo Girgolaina.

—A min, un vistíu de brocáu de llenteyines d’oru —pidió Murgulina.

Abella, atristayada pola marcha so pá, abaxaba los güeyos y nun dicía nada.

—Nun teo más remediu que marchar, Abelleta. Dime: tu tamién has pidir un recuerdu de Valencia.

Cuando l’home, yá enriba la xarré, diba dicir arre, sonó la vocina d’Abella:

—Pá, a min tráigame una rosa.

Jaumet, tric-trac, foi fayendo camín pa la capital del reinu.

—A Valencia, quien nun va nun lo piensa —repetía él el vieyu refrán de los montes col corazón enllenu gociu.

Peles sos xornaes, Jaumet llegó a la ciudá una mañana de mayu y foi drechu pal Hostal de Sant Vicent, onde dexó xarré y faca y encargó una llacuada principiego.

Pela tarde, foi peles tiendes del Trenc y la Bosseria a guetar teles rares y precioses. Atopó sedes tan tresparentes que diríeis que les ñeves de la Mariola, los soles d’Elx y les llunes de Valencia sirvieren pa texeles.

Jaumet de la Barcella taba satisfechu.

—Agora —díxose— descansaré un dia enteru, dempués mercaré los encargos de les fíes y, darréu, pa Banyeres…

Y dicho y fecho: na mesma tienda onde se sirvíen les dames principales del palaciu’l rei mercó la capa de Girgolaina y el vistíu de Murgulina, y al dicir los nomes de les fíes l’encargáu de mostrador que lu atendía comentó:

—¡Girgolaina… Murgulina…! Nomes de princeses tienen eses dames.

¡Nun sabía l’inorante ciudadanu que gírgolesy múrgules[1] son unes setes saborgoses que se críen pelo visío de los pinares!

A otru día, a l’albancia salió de la ciudá. Camín de Catarroja, d’esmenu, espantólu un recuerdu.

—¡Abelleta! ¡Escaecí la to rosa! ¡So, faca!

Paró la xarré y baxó d’ella.

—Escuche, bon hermanu —dixo a un home en zaragüelles que cavaba una güertina–, ¿sabe ú podría atopar una rosa de pétalos bien bermeyos?

—¿Una rosa? Sí, hom, mire —y col brazu amosába-y una casoplona de fustax misteriosu—. En Palaciu de Naide-nun-me-ve atopará bien de rosales de roses blanques y bermeyes.

Jaumet ató la faca nun tueru moral y, al xirase a da-y les gracies al llabrador, esti desapaeciera.

Sienda alantre, llegó llueu a les puertes de los güertos de la mansión, que taben abiertes y medio entornaes.

—¡Ave María! —glayó Jaumet.

Nada: silenciu.

Entós, un poco medranosu emburrió una puerta y entró.

Diba internándose nos xardinos, pero nun vía ende roses. Les plantes de toa mena yeren tan abondoses que nun vía la mansión nin vía nada.

—Paezme que me perdí —dicía tou temorosu—. Y equí nun hai naide: nin habitantes, nin páxaros, nin ánima viviente.

Nestes descubrió una clarura’l parque onde medraben más de cien rosales. Toles roses yeren guapes, pero aína acolumbró una preciosa.

—¡La rosa d’Abella! —dixo. Averóse y coyó la flor.

Nel intre sonó un tuenu espantible y bien llueu sientió una voz terrible:

—¡Ah!, ¡desgraciáu! ¡Cortástime la meyor rosa!

Xiróse. Al par d’él había un negru, un negru altu y forníu.

—¡Miserable! —díxo-y mientres lu garraba fuertemente del brazu—. Vas morrer nel intre pol to atrevimientu.

—Yo… ye que queríala pa la mio fía Abella…

—¿Abella? ¿Cómo ye la to fía?

—¡Ah, señor! ¡Si la viereis…! Tan guapina, bona y afeutuosa…

—Bien —tonó’l negru—. Si ye asina, perdónote la vida… ¡pero has traeme equí esa fía tuya!

Jaumet quedó un momentu ensin pallabra y dempués atrevióse a dicir:

—¡Eso non!

—¡Tráesmela!

Jaumet tenía un deliriu por Abella, pero yera cobarde y floxucu. Asina, que cedió y xuró-y que, si lu dexaba dir llibre, traería-y la fía.

Entós, metanes una curtia llaparada, el negru desapaeció.

Jaumet quedó solu dafechu cola rosa ente los deos.

Dempués escomenzó caminar buscando la salida’l temible parque.

Al cabu cinco díes de marcha, perpensatible, aportó a la villa de Banyeres.

La muyer y les fíes salieron gayoleres a la puerta cuando sintieron la xarré, y too foron alborotos y xaréu de gociu.

Descargaron les ropes; les hermanastres probaron la capa y el vistíu y Jaumet dio a Abella la rosa. Cuando ella lu besó, esti nun pudo más y españó en lloros y sollutos.

—¿Qué-y pasa, pá? —dixo Abella confusa dafechu.

—¿Qué-y dio agora? —dixeron les hermanastres.

Jaumet, como foi quien, tragóse les llárimes y nun-yos dixo nada.

Pero, a la nueche, cuando yá taben solos nel cuartu, la muyer fíxo-y arramalo too:

—¡Qué promesa nin qué cuernu de cascoxu! —vocingló Roseta—. ¡Eso podríemos faer, da-y a la nuesa fía…!

—¡Xurélo! —aneciaba él.

A otru día púnxose caún d’ellos a faer la so xera. Pero naquella casa nun había felicidá. Jaumet púnxose tan malu qu’un bon día nun foi quien a llevantase.

—¡Qué horror! —dixeron Girgolaina y Murgulina al saber la razón—. Por esta hermanastra nuesa nun podemos consentir que muerra’l nuesu pá. ¡Que-y la lleve al negru!

—Non, non, ¡tais lloques! —dixo Roseta.

Abella, que sentíalo too, dixo toa resuelta:

—Non, ma, nun hemos permitir que mio pá muerra esmolecíu por faltar al xuramentu. Yo voi dir a Valencia, falaré col negru y nada nun va pasame. Dempués la moza entrugaba a so pá:

—¿Cómo ye’l negru? ¿Tien blancos los dientes?

—Sí.

—¿Tien la piel llimpio y brillante?

—Sí, pero pernegro.

—Tien la voz melguero?

—Sí, Abella querida, magar tamién ye fuerte.

La rapaza concluyó:

—Préstame esi negru. Nun tengan mieu.

El pá foi recuperándose y al cabu unos cuantos díes punxéronse en camín.

Al llegar a les puertes del palaciu misteriosu, sintieron como un sele bater d’ales de palombu y vieron pel aire dos manes pernegres que veníen a siete palmos penriba’l suelu per metanes del gran camín. Jaumet abrazóse a Abella.

—¡Nun entres ende!

—¡Sí, pá, ye preciso! Adiós y nun pasen pena—. Y diciendo esto, la moza entró pel senderu. Les manines, siempre allevantaes, pesllaron les puertes detrás d’ella y mangáronse delantre la moza.

La entrada’l palaciu yera una maravía, como les otres cámares onde foi entrando precedida siempre peles manes negres, que-y lo abríen ya-y lo facilitaben too.

Por fin, entró nun comedor suntuosu, y metanes d’él había una mesa iguada con  trelce cubiertos y toa triba de comida perbono.

Les manes misterioses apartáron-y la siella y Abella sentóse nella ensin duldar un res.

—¿Nun va venir naide a almorzar conmigo? —dixo riendo.

Pero nada, el silenciu por respuesta.

Ella, a pesar d’ello, fixo un reconfortante almuerzu y dempués durmió un sueñu tranquilu. Les manes desapaecieran, pero cuando una hora más tarde la espertó un reló de paré y ella dixor “daba una vuelta pelos xardinos”, apaecieron nel intre y precediéronla pelos visiegos senderos bordiaos de cedros, pinos, carbayos y cipreses.

Cuando volvió al comedor, atopó ellí como enantes los trelce cubiertos aviaos. Dempués observó ablucada cómo s’enllenaben y vaciaben misteriosamente, como si ellí hubiera auténticos ya invisibles convidaos y non menos invisibles sirvidores. Miániques —dícía ente sí—, ello yera’l Palaciu de Naide-nun-me-ve.

Cenó como xintara; percorrió pa entretenese un bon cachu luxosos dormitorios y sales de pintura, de música… Asina se-y fixeron les once la nueche y Abella díxose:

—Yá ye hora de dir pal nial.

Les manes misterioses empobináronla entóncenes a un cuartín retiráu. Yera una estancia perbién aperiada y Abella atopábase mui bien ellí; asina, que desvistióse y echóse na cama.

A les dolce la nueche, cuando dormía selemente, espertóla un ruxe-rux. ¡Ring, rong, ring, rong!… Sentóse na cama. Un ruíu de cadenes siguia cada vuelta más fuerte y próximu. Abella llegó apavoriase.

—¡Manines! —glayó amedranada dafechu—. ¡Manines, prendéi la lluz!

Prendióse la llámpara. Naquel momentu, el ruíu de cadenes entró en cuartu. ¡Yera’l negru! Un negru qu’avanzaba basnando una llarga cadena que-y ataba los todíos. Y yera pergrande, pernegru, perfuerte, perféu.

Abella, sicasí, al velu delantre, animóse y sorrió.

—Abella, ¿nun me tienes mieu?

—¿Yo? ¿Por qué había tenételu? Siéntate y faime compañía.

Na prieta cara del negru llució un rellampu de felicidá.

—Yo nun voi facete nengún dañu, Abella.

Ella allegróse d’oyelu y propúnxo-y toa afeutuosa:

—Escucha, negru; ¿por qué nun comes conmigo y m’acompañes?

—Nun puedo, Abella. Ye un secretu terrible… Por agora, solo puedo vete peles nueches.

Falaron un bon cachu. A la una, el negru llevantóse. Apagóse la lluz y retinxó llargamente l’arrastre de cadenes pelos pasiyos. Dempués, otra vegada’l silenciu.

Asina pasaron los díes y les selmanes. El negru aprucía a les dolce en puntu y dempués desapaecía, ensin despidise.

Yá llevaba seis selmanes nel misteriosu palaciu cuando una mañana, de la qu’espertó, sintió una terrible señaldá por Banyeres y so casa.

—Abella, véote atristayada —díxo-y el negru aquella nueche.

—Ta claro, mio amigu; pienso nos mios y en Banyeres. ¿Déxesme dir?

—Sí; pero tienes que xurame que vas volver a los trelce díes y que nun vas dicir a naide cómo fosti.

Abella xuró-ylo too.

—Garra, entós, aquel aniellu. Cuando yo marche a la una, allúgalu enriba esi cofre onde tienes la ropa; acuéstate otra vegada, duérmite y mañana espertarás en Banyeres.

Ella fíxolo too al pie de la lletra.

Unes hores dempués, cuando abrió los güeyos, taba chucada na so camina de tola vida.

—¡Ma, pá! —entamó glayar—. Toi equí.

Yá podéis imaxinar la que s’armó naquella casa.

Ella cuntó-yoslo too, de pe a pa, sacantes cómo viniera. Los pas insistíen, y tanto y tanto aporfiaron y tantu esmolecimientu dicíen sentir si-yos tapecía too aquello, qu’Abella acabó por desobedecer al negru y díxo-yos el secretu l’aniellu.

Nestes llegron les hermanastres y besaron a Abella con simuláu afeutu como agradeciéndo-y los obsequios que-yos traxera.

Salieron de l’habitación y tuvieron esta conversación:

—¿Sentisti dende detrás de la puerta esa hestoria del aniellu?

—¡Yá lo creo que la sentí!

—¡Xuro pol demoniu que nun pararé hasta que nun-y procure la perdición! ¿Tu qué dices?

—Yo voi aidate a castigar a la mui hipócrita.

Y asina quedaron.

Pasaron los díes y llegó’l que facía dolce. Cuando se fixo de nueche, yá na so alcoba, Abella abrió’l cofrín, sacó l’aniellu máxicu y allugólu enriba la tapadoria, como había facese. Dempués achucóse.

Cuando Abella espertó esperando atopase na so suntuosa cámara’l palaciu, taba entá achucada nel so cuartu de Banyeres.

Saltó de la cama, averóse temblosa dafechu al cofrín, y —¡miániques! — enriba nun había nada: l’aniellu desapaeciera. Visto esto, entamó llorar desconsoladamente.

So ma entró a carrenderes y díxo-y toa azotada:

—¿Inda tas equí, mio fía?

—¡Ai, ma, qué desgraciada soi! ¡Nun llegué al palaciu y el negru va matame!

—¡Neña, ¿a santu de qué ha matate’l negru! ¿Nun dices que ye tan bonu?

—Sí ma; pero yá sabe vusté que-y fixi traición cuntando lo del aniellu.

Dempués d’esto, díes y selmanes trescurrieron señaldosamente. L’aniellu, magar toles rebusques, nun apaecía.

Una mañana, Abella sintió un estrañísimu cantu de pita que dicía:

—Pongo y pongo y pongo y voi descalza…

Y el pitu retrucaba:

—¿Si nun soi zapateru qué quies que faga?

—Quiero que me pongas na otra patina un aniellu como esti que llevo.

—Nun puedo date otru —esplicaba agora’l Pitu —porque Girgolaina nun tiró nengunu más al cuchu.

¡De manera que fora la so hermanastra!

Baxó y entró al corral, como cada día cola pastia salváu. Foi esclucando y al final vio que la pita enchipada llevaba a mou de pulsera’l so aniellu. Gárra-ylu y quíta-ylu d’un solmenón.

A la nueche, cuando les hermanastres yá se retiraran, dixo a Jaumet y Roseta:

—Padres, esta nueche voi marchar, porque yá teo l’aniellu.

Contra les ocho la mañana, notó qu’una lluz claro pegába-y nos güeyos zarraos. Abriólos y atopóse delantre les grandes puertes de fierro de la entrada, que taben abiertes. Les manines negres nun salieran a abrir pero tampoco nun compaecieron a trancar. El palaciu tenía una apariencia más misteriosa y afarada que nunca.

—¡Madre de Dios! —esclamó Abella—. ¿Qué pasaría equí?

Al debalu empobinó pa los rosales que tanto-y prestaben. Cuando aportó, comprobó que los rosales taben secos y que los pétalos de les roses taben tremaos pel suelu como un inmensu bálamu de camparines muertes.

—¡Ai! Qué sería del negru? ¡Negruuu! ¡Negruuuu! ¿Aú tas?

La so voz retinxía estrañamente na viesca.

Andando, andando cuasi tantiguando, porque les llárimes atapecíen-y la vista, Abella corría per senderos y güertos y llegó al cachu onde medraben los frutales. Debaxo una granadal medio seca, había una llarga figura espurrida. Yera’l negru. Y taba… ¡muertu!

—¡Probín! ¡Negru bonu! —vocingló Abella, enllena compasión.

Ella reaicionó darréu. Corrió pal palaciu y al poco volvía llevando una palancana enllena d’agua de roses y una toballa.

—¡Negru bonu! —dicía ensin parar de llimpia-y brazos y cara—. Yo te pagaré la to bondá y la compañía que me facíes a la medianueche.

Cuando-y arramó un bon chorru d’agua enriba’l rostru, sonó un tuenu espantible, siguíu d’un españíu de músiques y cantos de páxaros. El negru españara nuna llaparada, y nel so sitiu, esbeltu y sorriente, había delantre d’Abella un príncipe peragradable que-y garró la manina.

—¡Abella de la mio vida! La to bondá, el to valor, la tenrura escomanada del to corazón, desencantáronme. Yo yera’l príncipe del Reinu Valencia que fora víctima de l’odiu d’una malina fada.

Entamaron aportar los músicos, les dames, los cortesanos, y formando una gran comitiva marcharon toos pal palaciu.

—Abella, si vos presta, seréis la mio muyer… —díxo-y el príncipe al llegar al gran salón del tronu.

Abella dixo que sí, pero que quería dicilo a so pá y a so ma que taben pa Banyeres.

—¿Pa Banyeres? —preguntó riendo’l príncipe, y señaló-y a los sos pas, qu’avanzaben a la escontra d’ellos, dafechu mudaos y contentos.

Los pas besaron a Abella, saludaron al príncipe y otorgaron de tou corazón el permisu que-yos pidíen.

—¿Y les mios hermanastres? —entrugó Abella.

Entós el príncipe cuntó-yslo too: Girgolaina y Murgulina pagaran cola so vida los malos fechos cometíos y agora quedaran convertíes n’estatues de mármole na puerta’l parque.

Foron toos a veles.

—Perdónales que yo yá les teo perdonaes. ¡Al cabu y al cantu tu y yo yá atopemos la felicidá! —suplicába-y Abella.

—Entós, ¡por min tamién queden perdonaes!

Les estatues, ensin perder puntu, convirtiéronse otra vegada en Girgolaina y Murgulina y baxaron los sos pedestales y abrazaron a los pas, la hermana, el príncipe y a tolos que se-yos punxeron per delantre.

A otru día celebráronse les bodes d’Abella y el príncipe, y d’ellí pa en delantre vivieron toos naquella prestosa mansión y fixéronse toos vieyinos dempués de munchos años de paz y tranquilidá.


[1] gírgola ‘nom de diferents espècies de bolets, la majoria comestibles, pertanyents principalment als gèneres Pleurotus, Lactarius i Psalliota’ (dcvbs.v.); múrgula ‘Bolet helvel·laci comestible, del gènere Morchella, principalment l'espècie Morchella esculenta, de peu gros i barret acampanat, alt, que li dóna semblança amb un xiprer, de color fosc amb clotets negres per tot arreu’ (dcvbs.v.).
Categoríes: Canal Blogues

La castañar retueyada (y II)

El blog de Xuan Xosé - 27 Xunetu, 2015
En Los Pericones, el 09/07/15.




Categoríes: Canal Blogues

LA OBRA TEATRAL ‘INSTANTES’ LLEGA ESTA TARDE AL PATIO DEL ANTIGUO INSTITUTO

Sandro Cordero, Néstor Villazón y Paloma Pedrero firman una dramaturgia que protagonizan Sergio Otegui, Mélida Molina, Carlos Lorenzo y Ana Blanco dirigidos por Roberto Cerdá

Un momento de la representación que hoy llega a Gijón. / E. C.Un momento de la representación que hoy llega a Gijón. / E. C.

El Comercio. 27/07/2015

«No nos arriesgamos a ponernos en situaciones que nos puedan trastocar la vida cotidiana… Si nos atreviéramos, qué nos pasaría». Ese es el interrogante que, en palabras del actor Sergio Otegui, plantea ‘Instantes’, la obra que esta tarde (19 horas) llega al Centro de Cultura Antiguo Instituto de Gijón en el marco del Festival del Arco Atlántico.

El montaje coloca a seis personajes en situaciones extrañamente cotidianas con unos encuentros que terminan por ser un antes y un después. Dirigida por Roberto Cerdá y protagonizada por Sergio Otegui, Mélida Molina, Carlos Lorenzo y Ana Blanco, es una comedia muy cercana y con un formato diferente que habla de esos momentos que pueden cambiar la vida.

Son tres los autores que firman esta dramaturgia estrenada el pasado año en Madrid. Y dos de ellos son asturianos: Sandro Cordero, muy conocido por su faceta como actor, y Néstor Villazón rubrican dos de los textos. El tercero es obra de la madrileña Paloma Pedrero. También es de origen asturiano Sergio Otegui, uno de los protagonistas del montaje, que es hijo del célebre actor Juan José Otegui.

Es el propio Sergio Otegui quien define esta obra, que se ha visto en la madrileña sala Tú, como una historia que «narra lo incierto de nuestra existencia, siempre dependiente de decisiones tomadas en determinados instantes de nuestra vida cotidiana».


Categoríes: Canal Blogues

Güei en La Nueva España: Coherencia y vanilocuencia

El blog de Xuan Xosé - 27 Xunetu, 2015
(Trescribo, como davezu, los primeros párrafos)
Coherencia y vanilocuenciaLas críticas antimilitaristas al Festival Aéreo gijonés27.07.2015 | 01:53
Coherencia y vanilocuenciaXuan Xosé Sánchez Vicente Doña Nuria Rodríguez, edil xixonesa por parte de don Iglesias, ha manifestado su oposición a lo que ellos entienden como una militarización del Festival Aéreo de Xixón, por la participación de aviones de combate, "ya que matan gente en los conflictos bélicos". La acompañan en su rechazo otros y otras de orientación semejante, la mayoría comunistas o paracomunistas, según propia declaración.Uno no puede menos que aplaudir su coherencia: su rechazo a lo militar, como lo hacen sus dechados, todos los países comunistas o paracomunistas, como China, Corea del Norte, Cuba, Venezuela, Rusia, por ejemplo, que, es sabido, ni tienen ejército, ni son dados a aventuras militares exteriores. Son tan antimilitaristas que, incluso, se niegan a decir una palabra cuando los bárbaros del Estado Islámico o los de Boko Haram asesinan niños, no vaya a ser que se los tome por belicistas.Es verdad que, seguramente, mañana algunos de ellos sujetarán una pancarta pidiendo más trabajo para las fábricas de armas asturianas. Tomémoslo como una incoherencia venial...........................................................................................................................................................
Categoríes: Canal Blogues

Andecha Astur sofita a les radios llibres asturianes y fai un llamamientu a la sociedá asturiana a que faiga otru tantu

Falar y lleer - 27 Xunetu, 2015

 

"Dende la defensa d'un Espaciu Comunicacional Asturianu llibre y autoxestionáu, de les que les radios llibres y comunitaries son ellementu prioritariu; y dende la defensa de la mesma llibertá d'espresión", Andecha Astur vien de roblar el sopelexu na so defensa, espresando'l nuesu sofitu y solidaridá coles radios llibres y comunitaries asturianes, desixendo darréu la paralización d'espedientes sancionaores y tamién de cualesquier otra midía de presión respeutu a ella.

El mencionáu sopelexu (que nun cunta con versión asturiana) inclúi asina mesmo la reconocencia del llabor desendolcáu por estes emisores y la planificación de frecuencies que dea rempuesta a la demanda de Servicios de Comunicación Audiovisual Comunitarios n'Asturies en cumplimientu de lo dimpuesto nel artículu 32.2 de la Llei 7/2010.

Fonte: Asturnews
Categoríes: Canal Blogues

L’Ayuntamientu de Truchas incorpora nos carteles de las suas localidades la denominación popular xunto cona oficial

Tierra alantre, la mesma fala - 27 Xunetu, 2015

Trueitas, Quintaniella ou Vayellu. Son namás dalgunos exemplos de los ñomes tradicionales qu’a partir de güei figuran nos carteles fincados nas entradas de los respectivos puebros, sigún pudo saber n’esclusiva elcabreires.com. L’Ayuntamientu de Truchas ou Trueitas, punxo los indicadores de las trelce localidades na sua forma populare. Onque dalgunas d’eillas mantuvieron sin cambeos la sua denominación tradicional al traviés de los años y de los siegros, cumo ye’l casu de Corporales, La Cuesta, Cunas, Iruela, Mazaneda y Pozos, outras mudoron contra una castellanización que nun yiera del mesmu xeitu que la maneira que desde siempre utilizoron los paisanos.

Quiciabes el casu más cuñecíu pur tódolos vecinos seya’l del puebru onde s’atopa l’ayuntamientu de Cabreira Alta, Truchas. Onque nos llugares oficiales aparez cun esa denominación, los vecinos del conceyu siempre lu chamoron Trueitas. Lo mesmu asocede cun Quintanilla de Yuso, cuñecíu na redolada pur Quintaniella, Valdavido, Valdaviéu y Truchillas, Truitiellas. Unu de los que más varióu foi Baillo, yá que’l sou ñome popular ye Vayellu, entre qu’outros mudoron poucu, cumo ye’l casu de Villar del Monte, cuñecíu cumo Villar ou Villarino, que’l sou ñome popular varia tamién bien poucu, Villarinu.

Onque los ñomes tradicionales nun chegoron nunca a perdese de la memoria colectiva, l’Ayuntamientu de Trueitas deixóuse aconseyar pula Asociación Cultural El Teixu qu’entre outros proyectos trabaya recoyendo y documentando la toponimia tradicional. Nos puebros del conceyu xurdiéu’l debate en cuñeciéndose esta iniciativa pionera en Llión cun una opinión mayoritaria a favor de la midida. Ye’l casu d’Andrés de Trueitas, a quien-ye parez “bien” la iniciativa yá que “cuanta más información tenga la gente mejor“. “Está bien, para que la gente se entere, que estén en los dos idiomas puede favorecer el turismo, incluso se podría poner primero el nombre en cabreirés“, siñala. A poucos metros d’Andrés, José diz que cada unu tien las suas opiniones, pero que “tienen que estar en los dos idiomas“. Pula sua parte, Juanma, madrileñu asitiáu en Cabreira asegura que nun entiende’l cabreirés, “me lo tienen que explicar“, onque recuñez entender los ñomes de los puebros.

A favor tamién s’amostraba Carlos, no bar de Trueitas. “Yo prefiero que sea Vayellu, que sea Trueitas y que sea Truitiellas, o bilingüe, aunque la gente es inteligente y no hace falta tanto“. Tamién a Gloria, de La Cuesta, que los carteles de los puebros estean en castellanu y en cabreirés parez-ye “estupendo“. “En todos los sitios están rescatando los nombres tradicionales, como en Galicia, de esta manera quedan rescatados para siempre“.

(d’El Cabreirés, 25-07-2015)


Categoríes: Canal Blogues

Aniversariu d'Antonio Machado: dalgunos de los sos meyores versos pa recordalu

Falar y lleer - 27 Xunetu, 2015
140 AÑOS DE LA SO NACENCIAAntonio Machado Ruiz, nació'l 26 de xunetu de 1875 en Sevilla
   Este domingo 26 de julio se cumplieron 140 años del nacimiento del poeta español del siglo XX Antonio Machado.
   Nació en Sevilla el 1875. Sus padres se llamaban Antonio Machado Álvarez y Ana Ruiz. Machado y vivían alquilados en una vivienda del Palacio de las Dueñas de los Duques de Alba. Fue el segundo de ocho hermanos.
   Estudió en la Institución Libre de Enseñanza de Madrid donde conoció a grandes profesores e intelectuales de la época.
   Más tarde, se convirtió en profesor de francés en Institutos de Segunda Enseñanza y su primer destino fue Soria, en este lugar se inspiró para escribir su poemario más importante llamado: “Campos de Castilla”.
   En Soria, se enamoró de su esposa Leonor Izquierdo, quien apenas tenía 13 años. Luego de dos años, el 30 de julio de 1909 contrajo matrimonio en la iglesia Santa María la Mayor de Soria, cuando Izquierdo tenía 15 años y él, 36.

A UN OLMO SECO

   Al olmo viejo, hendido por el rayo
y en su mitad podrido,
con las lluvias de abril y el sol de mayo,
algunas hojas verdes le han salido.
   ¡El olmo centenario en la colina
que lame el Duero! Un musgo amarillento
le mancha la corteza blanquecinaal tronco carcomido y polvoriento.   No será, cual los álamos cantoresque guardan el camino y la ribera,habitado de pardos ruiseñores.   Ejército de hormigas en hilerava trepando por él, y en sus entrañasurden sus telas grises las arañas.   Antes que te derribe, olmo del Duero,con su hacha el leñador, y el carpinterote convierta en melena de campana,lanza de carro o yugo de carreta;antes que rojo en el hogar, mañana,ardas de alguna mísera caseta,al borde de un camino;antes que te descuaje un torbellinoy tronche el soplo de las sierras blancas;antes que el río hasta la mar te empujepor valles y barrancas,olmo, quiero anotar en mi carterala gracia de tu rama verdecida.Mi corazón esperatambién, hacia la luz y hacia la vida,otro milagro de la primavera. 
                                                             Soria, 1912

   El 1 de agosto de 1912, luego de tres años, su esposa murió en París por tuberculosis.   Machado fue exiliado a Colliure, en el Pirineo francés, debido a la guerra civil española, y fue en este lugar donde falleció el 22 de febrero de 1939.                 Fonte: www.2001.com.ve

Categoríes: Canal Blogues

PROGRAMA MARTES 28 DE XUNETU

CMI Pumarín Xixón-Sur, Salón d’Actos

19:30

CINE Proyección del llargumetraxe “Todo el tiempo del mundo”

todoeltiempodelmundo1 todoeltiempodelmundo2 todoeltiempodelmundo3

El protagonista, hipocondríacu qu’aguarda por un diagnósticu fatal, decide tornar a los sos raigones y pasar asina’l tiempu que-y quede. Esta película ta dirixida por José Antonio Quirós y protagonizada por Fran Sariego.

Entrada gratuita hasta completar aforu.

Más información: Cine: Todo el tiempo del mundo – Festival Arcu Atlánticu 2015


Categoríes: Canal Blogues

Dellos poemes de Corella (de Joan Roís de Corella)

Al alta la lleva - 27 Xunetu, 2015
 [Dellos poemes de Roís de Corella que remanecen de la torna íntegra de la poesía de Corella de Pablo Suárez, inda inédita]

 A Caldesa[1]
Si'l fierru caldiu esfrez la mano casta,habéis calecelu vós, entá que tea fríu[2];si'l fueu dafechu nel mundu se perdiera,coyeríenlo de vós, que sois abondo pa ello;si dacuando, quemando, la tierra s'afara,nun pereceréis vós, viviendo como sacavera[3],nin perderéis l'usu de bona faca d'Irlanda[4]porque vos dexéis[5]de la vuesa xentil casta.
Casta[6]sedrá, la vuesa, non poco abondosa,ensin qu’enxamás seya güérfana de pas:nun cuido que'l mundu vos baste a compadres,si daqué parís[7]; según la vuesa querella,en dulda to que forais nunca donciella;dote ensin arres[8]demanda la llei vuesa,y tol mundu del vuesu cuerpu tien amuesa:fieles ya infieles y los de la Llei vieya[9].
En llapes grandes foi verde la ganzabera[10],y vós, ensin fueu, tenéis calor que vos quema;coyerán gran llume, si s'averen con tema[11]de bater en vós como na piedra ferrial;por vós se dixo «la muyer baratera»,que lleváis fueu embaxo les vueses faldesde lo que tol mundu, pues nun lo trancáis con piesllos,coyer podrá como d'una gran foguera[12].
Calda amburiante más que'l fueu na esfera[13],pa dicir «non» faéivos zarrar los dientes,que nun pue dicise que dalu de los requirientesen nengún tiempu oyera de vós: «Espera».

La Sepultura (Describe la sepultura de la so namorada)[14]
En lletres d’oru[15]tendréis nel sepulcrula mio muerte por escelente trunfu,au claro verán que me llancestis del sieglucon honestá matando la mio vida muerta.Y yo, esculpíu a los vuesos pies en mármol,axinoyáu, amosaré xestu tan simpleque toos dirán, colos güeyos arroyando agua:«¡Cruel virtú, que nun foi a vencelaxestu tan humilde d'esti, que foi un fénix[16]nel veru amor, más amante que tou otru!»
Taréis vós d’alabastru en figurasacada del vivu, imaxe d'Helena[17],nel didu cuartu teniendo una esmeralday, na otra mano, un ramu d'agnus castus,sobro'l que se dolerá una tórtola.Y dirá'l mote, escritu sobro verdes llirios[18]:«Si por daquién virtú debiera perdese,solo por vós yo quixera frañila;pero'l mal nun debe enxamás concebisepa esperar que dalgún bien nelli pueda aniciase.
Si nun fui a restauravos la vidasolo por llercia d'honestá ofender,nun quiero negavos cómo aprendí a doleme:a Dios rogando que guardara de la fonda cárcelel vuesu espíritu, qu'al mio yera conforme».[19]Camudará'l xestu la mio forma en piedradesque llean esti mote[20]na tumba,pensando[21]: «¡Por min habéis dempués berrar!»Y nun me dolerá la mio vida triste,que solo por vós pudi bien despendela.

Corazón cruel (A la so namorada)[22]
Ye'l vuesu corazón d'aceru, con tan fuerte templaque los diamantes ye a anidiar y frañir,y los bravos lleones vence nel ser aspro,y, en crueldá, del Oriente los tigres.Y l'alta mar, movida fasta'l centru,escucha más el cantu de les serenesque vós, cruel, el mio triste llorar y doleme,al mio gran llantu más xorda que non l'áspide.
Y conociendo que sois tala como blasono[23]y que por vós la mio vida ha a perdese,to yá contentu de por amor ser mártir,pues que dientro min téovos en guapa forma[24]sacada del vivu, en perfeuta figura,coles colores sobro'l frescu, y la xacedaque nin la muerte nin el tiempu nin l’otru sieglua rayevos nun ye, nin del ríu Letes[25]l’agua.
Ye tol mio dañu porque na vuesa imaxea amosase nun ye la crueldá cubierta,enantes el vuesu xestu, que paez seya benignu,cuando quiero pintar, teo delantre por exemplu.

La balada de la pega y la mierla[26]
Colos pies verdes, güeyos y ceyes negres,plumaxe[27]blancu, teo visto una pega,sola, ensin par, de les otres tresmanada,que, del mirar, mios güeyos queden allegres.Y al par d'ella atopábase una mierlacon un xestu talu, les plumes y el llustre,que nun hai en mundu poeta tan ilustreque seya a dicir los lloores de tala perlla.Y con voz melguera, per arte bien acordada,cantu[28]y tenor, cantaben tala balada:
«Del mal que paso[29]nun so a guarirsi nun me miráiscon güeyos talos que pueda dicirque yá nun vos prestaque yo por vós heba morrer.
Si muerro por vós, entós creeréisl’amor que vos teo,y nun ye posible que nun lloréisla triste muerted’aquel qu'agora nun queréis.
Que'l mal que paso nun ye a partirsi nun xiráislos vuesos güeyos que me quieren dicirque yá nun vos prestaque yo por vós heba morrer».
Llantu d'amor[30]
Los mios güeyos, pesllaos porque otra nun mire,si los abro enxamás, la muerte suplico que los tranque;l'agua de lloru, pues nun ye a faese que s'estanque[31],un poco d'espaciu garrará, per onde espire.Solu pel ermu, fuxendo de la primavera,en ramu floríu nun garraré enxamás posada;con llorosu cantu, n'agua reposaonunca beberé, en fonte nin en ribera[32].
Flor d'honestá, tará na bandera,sobro'l mio sepulcru, un mote de lletres negres:«Corella ta muertu, quien en díes poco allegressiempre vivió, por amar con espera».
Desengañu (Los qu'amáis)[33]
Los qu'amáis, coyéi esta ceniza[34]sobro la tiesta, que nun perdáis l'arbitriu:Amor ye talu que si vos abre la puertasero[35]devién que pa los otros la tranque:la parte la muria que'l fuerte enemigu frañeamuesa camín per u seya a vencese.Y tamos tan llocos, los firíos d'esta flecha[36],que toos cuidamos tener una esmeraldacon tala virtú que fainos atopar la sienda,vedando darréu que dengún otru nun pase.
Amó Narciso a sigo mesmu n'agua[37];Pigmalión quixo bien una imaxequ'elli coles sos manes esculpió nel mármol[38];a estos dos solo nun-yos calía nada temerque de los sos amantes otru tuviera trunfu.Pero yo vi'l mio lluminosu carbuncu,con gran reposu en manes del qu'amaba,fae-y presente de fiesta tan bien veneradaque nun quedó d'amor una centellaque nun s'acabara, viniendo al caberu términu.
Y nun cuidéis que falo nada en suaños,que nun ta tan claru'l sol enriba en círculucomo yo vi claru esti tan grande oprobiu,y, pol recuerdu, tan grande dolor m'asolombraque'l mio corazón triste en cuatro partes quier romper.
 Somisión amorosa (Nun foi tan grande de los xudíos el temor)[39]
Nun foi tan grande de los xudíos el temorcuando «Ego sum» dixo'l Fíu de María,nin los cobardes griegos, si Héctor combatía,temíen tanto cuanto yo, por gran amor,pierdo'l recuerdu[40]si vos veo con fellonía[41]:ensin mal obrar, medrana traime culpa;mio xestu cobarde, mirándovos, m’inculpa;amuésome confesu de culpa que nun ye mía.
Del día que vos vi, d’otra nada nun pue prestamesinón de vós, a quien cueyo por señora:con firme querer el mio pensamientu en vós adora,y de la mio cabeza ausencia nun ye a rayevos[42].¡Oh, llocos xudíos, bien merecierais cayer,adorando dioses de madera ensin tala formosura!Mas quien bien vos ve, quita de fealdá,d’adoravos ta llocu si se ye a retrayer.
Si vos fallé, el mio gran amor lo causa,que tuéyeme’l xuiciu y faime errar, si vos erro;mas, si queréis que d’esti mundu yo m’estierre,mandáimelo vós, que nun fadré nelli gran posa.Pero pensái si podréis faer, lleona,que per grandes glayíes resucitéis la mio vida;si non, dirán: «¿Por qué sois homicidadel que por vós el vivir abandona?»
Sola sois vós la tan singular muyera quien amando mio voluntá nun peca;vós fixéstisme ciegu como si mirara la Meca,d’au me quedó la vista non mui bona.

Copla esparza[43]
Desque vos perdí a vós, dios de mio vida,porque veáis que porto corona casta,ta'l mio cuerpu qu'estrema sede lu afara,darréu que yo solo bebo agua escolorío[44].Nin poso enxamás en caña verde florida[45],mas vo pela viesca pasando vida ermitaña,y llueu respuendo, si dalguna me demanda,que sola vós por min sedréis sirvida.

La muerte por amor (Copla esparza)[46]
Si nel mal tiempu la serena bien canta, yo debo cantar, pues dolor me tormenta en tantu estremu, que mio miente ta contenta de presta muerte; de tolo otro s'espanta. Mas, si queréis que debaxo la vuesa manta muerra cerca vós, habrán fin los mios dolores: sedré'l páxaru que en llechu enllenu olores muerre, yá contentu de so vida ser tanta.

Recuesta d'amor [atribuyida[47]][48]
Una sois vós, el remediu de mio vida,sola nel mundu que'l mio querer adora,au mios deseos esperen fin cumplida.Que'l gran amor me fuercia y me convidaa vós sirvir y coyer por señora.Del que[49]queriendo a vós sirvir nun reposa,esto ye, ensin ventura espera la fin;el que ta prestu a vós sirvir,el nome nun vos necesita dicir,cuerpu del que vós sois la vida.A dos departir, xuníos nun querer,nun abasta poder, sinón el morrer;lo que podéis entenderensin pallabres comprender.Mio llibertá escontra los vuesos pies se llanza,que'l so entendimientuenxamás de vós se parte.¡Oh corazón, y bien me quies mal,que fáesme pasar pena mortal!Pena paso, non menos de lo que vós sabéis.Daime socorru y nun vos anoxéis,que, enantes del tiempu, vós y yo taremosen xunto, y falaremosde lo qu'agora dicir nun osodesque teamos en llugar que naide nun nos oya.

[1] Si el ferro cald refreda la mà casta, / calfar l’heu vós, encara que fred sia; / si tot lo foc en lo món se perdia, / pendrien-ne de vós, que en sou molt basta; / si en algun temps, cremant, la terra es gasta, / no perreu vós, vivint com salamandra, / ni perdreu l’ús de bona haca d’Irlanda / perquè us deixeu de vostra gentil casta. // Casta serà, la vostra, no poc bella, / sens que jamés serà orfe de pares: / no crec lo món vos baste a compares, / si gens pariu; segons vostra querella, / en dubte estic que fósseu mai donzella; / dot sens escreix demana la llei vostra, / e tot lo món de vostre cos té mostra: / fels e infels e los de la Llei vella. // En flames grans fon verd la gavarrera, / e vós, sens foc, teniu calor que us crema; / pendran gran llum, si s’acosten ab tema / de batre en vós com en la pedrenyera; / per vós se dix «la dona baratera», /  que portau foc davall les vostres faldes / del qual tothom, puix no el tancau ab baldes, / pendre’n porà com d’una gran foguera. // Calda cremant més que el foc en l’espera, // per a dir «no» feu vós serrar les dents, / que no es pot dir algú dels requirents / en negun temps oís de vós: «Espera». [2] «referencia a les ordalíes o xucicios de Dios que consistíen n’obligar a la muyer acusada d’adulteriu a garrar cola mano un fierru ingrientu; si nun se quemaba (cosa que solo podía esperase pola intervención divina) entendíase probada la so inocencia. Caldesa yera tan culpable que, mesmo si’l fierru turviera fríu, ella calentaríalo cola so mano» (Verger 2004: 186 –nota 1 bis–). [3] Creyíase d’antiguo que la sacavera vivía en fueu (Verger 2004: 187 –nota 2–). [4] Nun ta nidio cuál pudiera ser l’usu d’una faca irlandesa. En cualquier casu, como señala Verger, la falsedá de la rima orixinal fai duldar de l’autenticidá d’estos versos (Verger 2004: 187 –nota 3–). [5] Nel sen de ‘vos desentendáis’. [6] L’ambigüedá del entamu’l versu fai pensar nel axetivu casta ‘honesta’, escurque con intención irónica del autor (Verger 2004: 187 –nota 4–). [7] Esto ye, que si pare Caldesa, la paternidá podría atribuyise a tantos, qu'en mundu nun habría xente pa faer de compadres. [8] L’aniciu de les arres yera un regalu que l’home faía a la muyer como agradecimientu pol caltenimientu de la virxinidá; Caldesa, darréu, nun podía demandalu (Verger 2004: 187 –nota 6–). [9] Refierse, respeutivamente, a cristianos, moros y xudíos. [10] Refierse al artu que quemaba y nun se consumía, acordies con Éxodu 3, 2. [11] Nel sen de 'con intención' (Martines 1999: 246 –nota 69–). [12] Recuérdanos Martines, siguiendo a Martínez, que pudiera ser qu'estes pallabres se rellacionen «cola conocida anéudota atribuyida a Virxilio que según ella'l poeta, pa vengase d'una muyer, fixo sofocar el fueu de Roma pa que l'home que tuviera necesitáu de fueu lo buscara direutamente nel sexu d'aquella» (Martines 1999: 246 –nota 70–). [13] Esto ye, 'el sol'. Ye una referencia al sistema astronómicu de Toloméu. [14] En lletres d’or tendreu en lo sepulcre / la mia mort per excel·lent triümfo, / on clar veuran m’haveu llançat del segle / ab honestat matant ma vida morta. / E jo, esculpit als vostres peus en marbre, / agenollat, mostraré gest tan simple / que tots diran, ab los ulls corrents aigua: / «Cruel virtut, que no la pogué vençre / gest tan humil d’aquest, qui fon un fènix / en vera amor, més amant que tot altre!» // Estareu vós d’alabaust en figura / treta del viu, imatge de Helena, / en lo dit quart tenint un esmaragde / i, en l’altra mà, un ram de agnus castus, / sobre lo qual planyerà una tortra. /  E dirà el mot, escrit sobre verds lliris: / «Si per algú virtut se degués perdre, / sol per a vós jo la volguera rompre; / però lo mal no es deu jamés concebre / per esperar algun bé en puga nàixer. // Si no poguí restaurar-vos lo viure / sol per temor de honestat ofendre, / no us vull negar com aprenguí de doldre: / a Déu pregant guardàs del fondo carçre / vostre esperit, que al meu era conforme.» / Mudarà el gest la mia forma en pedra / quan llegiran aquest mot en la tomba, / pensant: «Per mi haveu aprés de plànyer!» / E no em doldrà la mia vida trista, / que sol per vós la poguí bé despendre. [15] Refierse al mote o lleenda que se menciona nes estrofes 2 y 3 («Si por daquién virtú debiera perdese…») (Verger 2004: 187 –nota 1–). [16] Nel sen de ‘un ser únicu’. [17] El raptu d’Helena, muyer de Menelao, y paradigma de la formosura, provocó, como se sabe, la guerra de Troya. [18] Como señala Verger, la esmeralda, l’agnus castus, la tórtolay los verdes llirios carautericen a la namorada como vilba fiel. La tórtolaye, como se sabe, monógama; el nome del agnus castus espresa de so’l sen que se-y quier dar; finalmente, los verdes llirios simbolicen la pureza non marchitada (Verger 2004: 188 –nota 4–). [19] Veger espurre’l mote o lleenda a esta tercer estrofa, interpretación que nós seguimos; Miquel i Planas y la mayoría de los otros editores posteriores zarren el mote na estrofa anterior («[…] nelli pueda aniciase»). Verger aclaria, arriendes, que «ye la dama quien se dirixe al poeta, y non a la inversa, como xeneralmente se supunxo» (Verger 2004: 188 –nota 5–). [20] Refierse al mote o lleenda anterior, y non al versu siguiente, como creyó Miquel i Planas (Verger 2004: 188 –nota 6–). Nel manuscritu aprucía cat. mon‘mundu’ en cuenta de cat. mot ‘mote, lleenda’ por error, como yá supo ver Miquel i Planas (Verger 2004: 188 –nota 6–). [21] Siguimos la llectura de Verger (Verger 2004: 188 –nota 7–). [22] És vostre cor d’acer, ab tan fort tempre / que els diamants por acunçar e rompre, / i els braus lleons venç en lo ésser aspre, / i, en crueltat, de l’Orient les tigres. / I l’alta mar, moguda fins al centre, / escolta més lo cant de les serenes / que vós, cruel, mon trist plorar e plànyer, / al meu gran plant més sorda que no l’aspis. // E coneixent que sou tal com blasone / e que per vós ma vida se deu perdre, / só ja content per amor sia martre, / puix que dins mi vos tinc en bella forma / treta del viu, en perfeta figura, / ab les colors sobre el fresc, e l’empremta / que ni la mort ni el temps ni l’altre segle / raure no us pot, ni del riu Letes l’aigua. // És tot mon dan perquè en vostra imatge / mostrar no es pot la crueldat cuberta, / ans vostre gest, que par sia benigne, / quan vull pintar, tinc davant per exemple. [23] «Corella asimila equí la rellación de les cualidaes de la so namorada nos versos anteriores a la descripción y explicación de les figures d’un escudu d’armes, qu’eso significa blasonar» (Verger 2004: 188 –nota 1–). [24] Ye tópicu qu’apaez n’otros autores medievales, como Gilabert de Próixita o Jordi de Sant Jordi; nesti casu, «la insistencia nel coloríu de la imaxe y na dificultá de borrala delata una intención irónica» (Verger 2004: 188 –nota 2–). [25] Refierse al ríu Letes, Lete o Leteo de la mitoloxía griega, que faía escaecer a los que bebíen de les sos agües. [26] Ab los peus verds, los ulls e celles negres, / pennatge blanc, he vista una garsa, / sola, sens par, de les altres esparsa, / que, del mirar, mos ulls resten alegres. / I al seu costat estava una esmerla / ab un tal gest, les plomes i lo llustre, / que no és al món poeta tan il·lustre / que pogués dir les llaors de tal perla. / I ab dolça veu, per art ben acordada, / cant e tenor, cantaven tal balada: // «Del mal que pas no puc guarir / si no em mirau / ab los ulls tals que puga dir / que ja no us plau / que jo per vós haja morir. // Si muir per vós, llavors creureu / l’amor que us port, / e no es pot fer que no ploreu / la trista mort / d’aquell que ara no voleu. // Que el mal que pas no em pot jaquir / si no girau / los vostres ulls que em vullen dir / que ja no us plau / que jo per vós haja morir.». Hubo polémica ente los investigadores sobro'l verdaderu sen de garsa y de esmerla na composición de Corella; pero güei tase más o menos d'alcuerdu en que se trata de la Pica pica 'pega' y del Turdus merula'mierla, ñerbata' (Martines 1999: 221 –nota 25–). [27] El dcvbdefine pennatge como cat. plomatge, esto ye, ast. plumaxe, inxiriendo arriendes, como autoridá, el testu de Corella que mos ocupa (dcvbs.v.). Acordies con esto, la torna ast. penachunun sedría correuta. [28]El cantu ye’l cantus o superior, que ye como se conocía’l tiple o sopranu na dómina medieval (Martos 2001: 291 –nota 320–). [29] Emplégase evocando el sen de pasu 'pasamentu, trance de la muerte' (Martines 1999: 221 –nota 28–). [30] Mos ulls, tancats perquè altra no mire, / si els obre mai, la mort suplic los tanque; / l’aigua de plor, puix no es pot fer s’estanque, / un poc espai pendrà, per on espire. / Sol pel desert, fugint la primavera, / en ram florit no pendré mai posada; / ab plorós cant, en aigua reposada / nunca beuré, en font ni en ribera. // Flor d’honestat, estarà en la bandera, / sobre el meu vas, un mot de lletres negres: / «Corella és mort, qui en dies poc alegres / sempre vixqué, per amar ab espera.» [31] Martines interpreta l'orixinal col sentíu de 'estrincar' que podía garrar esta pallabra, especialmente na llingua medieval (Martines 1999: 232 –nota 51–). [32] Verger ve equí espeyáu’l tópicu lliterariu de la tórtola vilba (Verger 2004: 191 –nota 1–). [33] Los qui amau, preneu aquesta cendra / sobre lo cap, que no perdau l’arbitre: / Amor és tal que si us obre la porta / tard s’esdevé que pels altres la tanque: / la part del mur que el fort enemic trenca / mostra camí per on se puga vençre. / E som tan folls, los ferits d’esta fleixa, / que tots pensam tenir un esmaragde / ab tal virtut que ens fa trobar la senda, / vedant aprés algun altre no hi passe. // Amà Narcís a si mateix en l’aigua; / Pigmaleon volc bé una imatge / que ell ab ses mans esculpí en lo marbre; / a aquests dos sols no els calia gens tembre / de llurs amants altri n’hagués triümfo. / Però jo viu mon lluminós carboncle, / ab gran repòs en mans del qui amava, / fer-li present de festa tan ben colta / que no hi romàs d’amor una centil·la / no s’acabàs, venint al darrer terme. // E no us penseu que parle gens en somnis, / que no és tan clar lo sol alt en lo cercle / com jo viu clar aquest tan gran oprobi, / e, del record, tan gran dolor m’assombra / que el meu cor trist en quatre parts vol rompre. [34] La ceniza, como recuerda Verger, ye signu de duelu d’estremaes relixones (Verger 2004: 192 –nota 1 bis–). Na lliturxa cristiana ye recordatoriu de la mortalidá del cuerpu; y equí, nesti versu, tien la función de «recordar a los namoraos que nun deden esfotase na fidelidá de l’amada» (Verger 2004: 192 –nota 1 bis–). [35] L’orixinal tard tien más bien el sen de ‘raramente, ralo, poques veces’, que taba n’usu en sieglu XV (Verger 2004: 192 –nota 2–). [36] Esto ye, ‘los namoraos, los firíos pola flecha’l Dios Cupido’ (Verger 2004: 192 –nota 4–). [37] Narciso namoróse de sigo mesmu, y la imposibilidá de consumar el so amor llevólu a la muerte. La hestoria rellátala Ovidio nes MetamorfosisIII, 340-510. [38] Pigmalión namoróse de la estatua de mármol qu’esculpió, y esta finalmente garró vida per aciu la intervención de Venus, acordies coles Metamorfosis X, 240-295. [39]No fon tan gran dels jueus la temor / quan «Ego sum» dix lo Fill de Maria, / ni els covards grecs, si Hèctor combatia, / temien tant quant jo, per gran amor, / perd lo record si us veig ab fellonia: / sens mal obrar, temor me porta culpa; / mon gest pauruc, mirant a vós, m’enculpa; / mostre’m confés de culpa que no és mia. // Del jorn que us viu, d’altra gens no em pot plaure / sinó de vós, a qui prenc per senyora: / ab ferm voler ma pensa en vós adora, / e de mon cap absència no us pot raure. / O, folls jueus, bé mereixquéreu caure, / adorant déus de fust sens tal bellea! / Mas qui bé us veu, quítia de lletgea, / d’adorar vós és foll si es pot retraure. // Si us he fallit, ma gran amor ho causa, /  que em tol lo seny e em fa errar, si us erre; / mas, si voleu d’aquest món jo em desterre, / manau-m’ho vós, que no hi faré gran pausa. / Però pensau si poreu fer, lleona, / que per grans crits ressusciteu ma vida; / si no, diran: «Per què sou homecida / del qui per vós lo viure abandona?» // Sola sou vós la tan singular dona / a qui amant ma voluntat no peca; / vós me fés cec com si miràs la Meca, / d’on me roman la vista no prou bona. [40] Esto ye, ‘el sentíu’. [41] Martines caltién tamién el términu na so versión castellana (Martines 1999: 237). [42] Siguimos la llecture de Verger, frente a la d’otros editores, que sedría «nun ye a rayese», y que nun paez tener sentíu (Verger 2004: 194 –nota 2–). [43] Des que perdí a vós, déu de ma vida, / perquè vejau porte corona casta, / està el meu cos que extrema set lo gasta, / car jo sol bec aigua descolorida. / Ni em pose mai en rama verd florida, / mas vaig pel bosc passant vida ermitana, / e prest responc, si alguna em demana, / que sola vós de mi sereu servida. La copla esparza (cast. copla esparza, cat. copla esparsa) ye un xéneru poéticu de la dómina de Corella que, acordies con Clavería, «carauterízase pola so unidá temática y por tratar de xeitu condensáu ya inxeniosu una idea» (Clavería 1989). Pela so parte, Platas Tasende inxer como forma castellana esparsa, que define como «copla d'arte real que constitúi de so un poema» (Platas Tasende 2007: 241), dando na entrada copla d'arte real la siguiente definición: «copla d'arte menor, de rima consonante y preferentemente n'octosílabos, con posibilidá de dalgún pie quebráu» (Platas Tasende 2007: 143). [44] «En contraposición al vinu, polo que la estrema sede del versu anterior ha entendese solo en rellación con esti preciáu llíquidu» (Verger 2004: 194 –nota 1 bis–). [45] Evoca’l tópicu lliterariu de la tórtola vilba, con un tonu daqué irónicu por mor del versu anterior (Verger 2004: 194 –nota 2 bis–). [46] Si en lo mal temps la serena bé canta, / jo dec cantar, puix dolor me turmenta / en tant extrem, que ma pensa és contenta / de presta mort; de tot l’aldre s’espanta. / Mas, si voleu que davall vostra manta / muira prop vós, hauran fi mes dolors: / seré l’ocell que en llit ple d’olors / mor, ja content de sa vida ser tanta. [47] Acordies con Turró, esta composición, xunto coles Cartes a Yolant Durleda y el Debate con Caldesanun sedríen obra del propiu Corella, sinón d'otros escritores de la Valencia de la dómina (Turró 1996). No que fai en concreto a la Recuesta d'amor, pa Turró tien un calter básicamente de prosa tamién epistolar, esto ye, nun se trataría nin siquiera d'un poema propiamente dichu (Turró 1996). [48] Una sou vós, lo remei de ma vida, / sola en lo món que mon voler adora, / on mos desigs esperen fi complida. / La gran amor me força i em convida / a vós servir i pendre per senyora. / Del que volent vós servir no reposa, / ço és, sens ventura espera la fi; / lo que és prest a vós servir, / lo nom no us fretura a dir, / cos de què vós sou la vida. / A dos departir, units d'un voler, / no hi basta poder, sinó lo morir; / lo que podeu entendre / sens paraules compendre. / Ma llibertat vers vostres peus se llança, / l'enteniment del qual / jamai de vós se parteix. / O cor, i bé em vols mal, / que em fas passar pena mortal! / Pena pas, no menys del que vós sabeu. / Feu-me socors e no us enutgeu, / que, ans del temps, vós e io serem / ensems, e parlarem / del que ara dir no gose / com serem en lloc que nengú no ens oja. Remanez de la compilación de Miquel i Planas de 1913 (Roís de Corella 1913: 439), desque nun apruz nes compilaciones de Verger. [49] Entiéndese, quiciabes, 'señora del que'.
Categoríes: Canal Blogues

PROGRAMA LLUNES 27 DE XUNETU

Patiu Centru de Cultura Antiguu Institutu

19:00

TEATRU Representación de la obra teatral “Instantes”

instantes2 instantes3 instantes4

Comedia con un formatu poco usual y mui cercana al públicu, fala de momentos que puen cambiar la nuesa vida y del valor d’arriesgase. Escrita por Paloma Pedrero, Sandro Cordero y Néstor Villazón y dirixida por Roberto Cerdá, protagonícenla Sergio Otegui, Mélida Molina, Carlos Lorenzo y Ana Blanco.

Entrada gratuita hasta completar aforu.

Más información: Teatro: Instantes – Festival Arcu Atlánticu 2015


Categoríes: Canal Blogues

Lenny Kravitz – Fly Away

Lletres N'Ast - 26 Xunetu, 2015



Prestaríame poder esnalar
Nel cielu
Mui alto
Como si fora una caparina

Esnalaría perriba los árboles
Perriba los mares a toles altures
A cualquier llugar afayaízu

 
 Oh naguo por fuxir
Yo quiero esnalar lloñe
Sí sí sí

Oh naguo por fuxir
Yo quiero esnalar lloñe
Sí sí sí

Vamos y mira les estrelles
La vía lláctea o Marte quiciabes
Onde pudiera ser namái de nueso

Vamos secar nel sol
Dexa esnalar al to espíritu
Onde seyamos ún
Namái pa un poco gayola
¡Oh oh oh sí!


Oh naguo por fuxir
Yo quiero esnalar lloñe
Sí sí sí

Llogré fuxir
Siento que llogré fuxir
Oh oh oh sí

Categoríes: Canal Blogues

Podemos Asturies considera impresentable’l recorte a los medios de comunicación n’asturianu decretáu pol Gobiernu socialista

Falar y lleer - 26 Xunetu, 2015

 Fonte: Nota de prensa de Podemos Asturies
El Grupu Parllamentariu de Podemos Asturies quier manifestar la so sorpresa y malestar por un nuevu capítulu de recortes protagonizáu pol actual Gobiernu del Principáu d’Asturies, encabezáu por Javier Fernández, y onde esta vez la víctima ye la cultura asturiana y particularmente la promoción de la llingua asturiana y el gallego-asturianu nos medios de comunicación. Na actual convocatoria de subvenciones pa medios de comunicación destinaes al fomentu del usu del asturianu recórtense 47.000 euros respecto al añu anterior; ye dicir, un 37%. Lo que, sumao al recorte fechu na anterior convocatoria, da como resultáu que nos dos últimos años les partíes destinaes a esti ámbitu sufrieren una mengua d’un 50%. Esti tisoriazu inda ye más grave si se tien en cuenta que’l sector de los medios de comunicación ye ún de los más perxudicaos pola crisis económica.Anque nun nos sorpriende, porque ye la manera na que vien actuando la FSA nesta materia nos últimos años, llama l’atención que la midida se lleve alantre depués de que nos alcuerdos alcanzaos na investidura ente IX y PSOE ún de los puntos anunciaos ye potenciar los medios de comunicación n’asturianu y gallego-asturianu y la política llingüística.El Grupu Parllamentariu de Podemos Asturies considera impresentable y preocupante qu’una vez más se recorten les partíes que yá de por sí son mui escases, ensin nenguna xustificación y más cuando na Xunta Xeneral del Principáu nel caberu mes s’acaba de perder una oportunidá pa reducir les partíes que los grupos parlamentarios reciben. Nesi sentíu, vamos tar mui sollertes con estos ataques, y otros que puedan venir, a la promoción del asturianu nos medios de comunicación y que nun faen más que debilitar entá más una posible recuperación de la nuesa llingua.Pidimos que, yá que la partida final va cuntar namás con una cantidá de 80.000 euros, esi dineru sía repartío ente medios de comunicación que fagan un apueste claru pola visualización del asturianu.Dende Podemos Asturies esperamos que, a lo que la llingua asturiana y el gallego-asturiano se refier, estos recortes nun vayan ser el camín que buscaben en materia de política llingüística los dos partíos que llegaron al reciente pautu d’investidura y que fexo presidente por segunda vez a Javier Fernández.
Fonte: Asturias Verde
Categoríes: Canal Blogues

Veranu Lliterariu 2015, agostu

Falar y lleer - 26 Xunetu, 2015
Imaxe d'arquivu
Alcuentru colos sos pequeños llectores del escritor Xurde Fernández, que va falar de les sos obres 'Antón quería ser porteru' y 'L'árbol de la verdá'.De 11.30 a 12.30 hores na Biblioteca de Les Vegues. Asistencia llibre y gratuita. Entama la Casa de la Llingua-Serviciu de Normalización Llingüística de Corvera.Fecha:  llunes 03/08/2015                                                                          Fonte: Asturies.com
Categoríes: Canal Blogues

La castañar retueyada

El blog de Xuan Xosé - 26 Xunetu, 2015
En Los Pericones, el 09/07/15.


¿Quién nun se va alcordar del Machado y el so "Con las lluvias de abril y el sol de mayo..."
Categoríes: Canal Blogues

‘INSTANTES’ DE TEATRU EL LLUNES NEL CENTRU DE CULTURA ANTIGUU INSTITUTU

Asturias Mundial. 26/07/2015

Xixón.- El Patiu  acueye esti llunes a les 19 hores la representación de la obra teatral “Instantes”, dientru’l programa lliterariu del Festival del Arcu Atlánticu.
Comedia con un formatu poco usual y mui cercana al públicu, fala de momentos que puen cambiar la nuesa vida y del valor d’arriesgase. Escrita por Paloma Pedrero, Sandro Cordero y Néstor Villazón y dirixida por Roberto Cerdá, protagonícenla Sergio Otegui, Mélida Molina, Carlos Lorenzo y Ana Blanco.


Categoríes: Canal Blogues

Cabreira II: nomes que cuenten

Denis Soria - 26 Xunetu, 2015

Sabíemos que Cabreira yera una comarca que mos reservaba munches coses por conocer, pero nun pudimos maxinar la gran noticia qu’anunciaba la prensa esti sábadu; que’l conceyu de Trueitas (Cabreira alta) vien de recuperar los nomes tradicionales de los sos pueblos. Munchos d’ellos, de fechu, figuren yá nos lletreros d’entrada y salida de les poblaciones. Foi una asociación cultural dedicada ente otres munches coses a recopilar la toponimia asturllionesa, El Teixu, la responsable de tutelar y asesorar a dichu conceyu nesti pasu valiente y históricu en Llión.

IMG-20150725-WA0006

Francisco Simón, alcalde de Trueitas, al llau d’una de les nueves señales (Fonte: El Cabreirés.com)

Esta iniciativa afecta a seis de les trece poblaciones del conceyu de Trueitas onde la toponimia tradicional yera diferente a la oficial; Vayellu, Quintaniella, Trueitas, Truitiellas, Valdaviéu y Villarinu. Posiblemete dalgunos cabreireses nun-y darán mayor importancia, al fin y al cabu lleven tola vida usando estos nomes y esti pequeñu xestu, escribilos nunos simples lletreros, nun tien la mayor relevancia pa los turistes. Pero nun mos engañar, los visitantes non solo valoren la existencia de patrimoniu, sinón el nivel de conservación y el grau de consideración que se fai d’elli. Ya podremos cuntar col meyor exemplu d’arquitectura prerrománica n’Europa o los castiellos medievales más espectaculares, de nada sirve si lo dexamos cayer o si les nueses alministraciones malpenes lo divulguen o ponen en valir. Col patrimoniu llingüísticu asocede lo mesmo, sumando amás la so condición inherente de recursu inmaterial, que fai que la so visibilización seya tan importante . N’otres pallabres, que tengamos que facelo tanxible.

Pero más allá del efectu seductor sobre’l turismu, esto tien una trescendencia nun planu muncho más íntimu y personal. Dignificar estos nomes ye tamién dignificar a la xente que los usa, a eses persones heriedes d’una llingua pervaliosa, l’asturllionés, y qu’inesplicablemente foron humildaes y avergonzaes por ello en dalgún momentu de la so vida. Sí, d’igual mena, tou procesu de recuperación llingüística supón recuperar l’autoesima como sociedá.

11731702_754151281360846_4709226941196704994_o

Panel direccional a Truitiellas (Fonte: Asociación Cultural de Truchillas)

Estos nomes cuenten, y estos nomes tamién mos cuenten. Unos falen d’époques mítiques, d’aquelles divinidaes ástures como nel casu del Picu Talenu (del dios Tilenus) o de les sos castros, como Castriellu (de CASTRUM+ULUS, pequeña fortaleza). Otros son más humildinos y falen de les coses cotidianes, del entornu natural y humanu, como Ñogare (de NUCARIA, nozal), Ñoceda (nozalera, viesca de nozales), Llousada (en referencia a les característiques llousas d’esa pizarra que tanto abonda na comarca y que cubren los teyaos de les cases), Valleyu (quiciás del llatín VALLECULAM, valle pequeñu), Llamas (como un sitiu de llama o llodu) o la propia Trueitas (en referencia a les truches, las trueitas). ¿Y qué me dicís del Morredeiru? Esi monte estráu de nieve que la primavera fundía y dexaba ver los calabres de los pelegrinos que se desorientaben faciendo’l Camín de Santiago… La toponimia ye una conexón máxica con otros tiempos, esperemos qu’esta iniciativa esporpolle n’otros conceyos de Llión.

Asina que yá lo sabéis, agora tenéis un motivu más pa visitar Cabreira.

19834920678_c42e75e3d5_z

La simpatía de persones como Herminio, vecín de Ñoceda de 84 años, conserva la llingua y la toponimia cabreireses contra l’escaezu (Fotografía: Denis Soria)


Categoríes: Canal Blogues

Pages